• El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ante los periodistas en el Palacio Planalto (Brasilia, la capital federal del Brasil), 12 de marzo de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: jueves, 28 de marzo de 2019 15:17

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, reafirmó su decisión de celebrar la conmemoración del golpe militar de 1964, pese al rechazo de la Fiscalía.

En una entrevista concedida el jueves a la cadena estatal Rede Bandeirantes, el mandatario brasileño ha insistido en su decisión de festejar el Golpe militar y negó la existencia de la dictadura militar en Brasil.

“El 31 de marzo ¿qué ‘golpe’ fue ese? ¿Qué dictadura es esa? (…) No fue una maravilla, ningún régimen lo es ¿qué matrimonio es una maravilla? De vez en cuando hay problemitas, como los que nosotros tuvimos y mira a Venezuela a qué punto llegó”, ha afirmado el jefe de Estado brasileño.

De igual modo, ha defendido que ese periodo de la historia de Brasil no debe llamarse dictadura porque, a su juicio, no hubo una política represiva por parte del Estado.

El 31 de marzo ¿qué ‘golpe’ fue ese? ¿Qué dictadura es esa? (…) No fue una maravilla, ningún régimen lo es ¿qué matrimonio es una maravilla? De vez en cuando hay problemitas, como los que nosotros tuvimos y mira a Venezuela a qué punto llegó”, afirmó el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, instando en celebrar la conmemoración del golpe militar de 1964.

 

Asimismo, ha acusado a los gobiernos anteriores de “minar la moral” de las Fuerzas Armadas al crear una “mentirosa” Comisión Nacional de la Verdad (CNV), creada en 2012 por la entonces presidenta Dilma Rousseff, y lo atribuyó a que los miliares son el “último obstáculo del socialismo”.

Estas declaraciones fueron lanzadas un día después de que la Fiscalía de este país condenara el plan del presidente brasileño y asegurara que celebrar el aniversario de este golpe es algo de “enorme gravedad constitucional” y una falta de respeto al estado de Derecho.

A pesar de que los brasileños ven el día 31 de marzo como una etapa oscura que resultó en abusos de los Derechos Humanos, desapariciones y el asesinato de activistas políticos, Bolsonaro, un nostálgico de la dictadura militar, insiste en festejar tal evento histórico impopular.

El Golpe militar del año 1964 ocurrió contra el presidente constitucional João Goulart por 3452 militares brasileños junto con el apoyo de Estados Unidos.

fmd/sjy/alg

Comentarios