• El ministro de Asuntos Exteriores de Brasil, Ernesto Araújo, durante una rueda de prensa.
Publicada: jueves, 21 de marzo de 2019 8:17
Actualizada: jueves, 21 de marzo de 2019 8:59

Brasil aún no tiene decidido definitivamente, si va a seguir a Estados Unidos y trasladar su embajada de Tel Aviv a la ciudad palestina de Al-Quds.

El canciller brasileño, Ernesto Araújo, afirmó el miércoles que el Gobierno de Jair Bolsonaro aún no ha decidido si trasladará su embajada en los territorios palestinos ocupados por Israel a la ciudad palestina de Al-Quds (Jerusalén), en línea con Washington que ha optado por esta medida ilegal.

“El tema de Jerusalén es importantísimo, forma parte de la esencia de lo que puede significar esa nueva relación con Israel. Aún estamos estudiando la forma en que se tomará [esa decisión]”, dijo Araújo en una rueda de prensa en Brasilia, la capital del gigante suramericano.

Tanto durante la campaña electoral como después de llegar al poder, el ultraderechista Bolsonaro ha prometido el traslado de la embajada brasileña de Tel Aviv a Jerusalén. No obstante, hasta el momento no ha ejecutado dicha medida por temor a las respuestas de los países árabes con los que Brasil mantiene negocios.

“Es un movimiento que tiene que hacerse dentro de un correcto encaje en otras políticas en la región para que quede claro que, si fuera el caso, sería un movimiento positivo, como parte de la contribución de Brasil a la paz y la estabilidad”, afirmó.

El tema de Jerusalén es importantísimo, forma parte de la esencia de lo que puede significar esa nueva relación con Israel. Aún estamos estudiando la forma en que se tomará [esa decisión]”, dijo el canciller brasileño, Ernesto Araújo.

 

Tras su reunión con el presidente brasileño, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, aseguró que Brasilia ya había tomado la decisión de reubicar su embajada y que solo faltaba decidir la fecha, aunque pocos días después el vicepresidente interino de Brasil, Hamilton Mourao, contradijo la posición del mandatario sobre este asunto.

El posible traslado de la embajada brasileña ha provocado la ira de muchos países, en particular de los pertenecientes a la Liga Árabe (LA), que han conminado a Bolsonaro a no poner en práctica dicha medida, por ser “un paso que no solo dañaría los intereses de los palestinos, sino que reduciría drásticamente las oportunidades de lograr una paz de gran alcance”.

hgn/ncl/mjs

Comentarios