• El candidato ultraderechista Jair Bolsonaro (izda.) y el izquierdista Fernando Haddad tras votar en presidenciales de Brasil, 7 de octubre de 2018. (Fuente: AFP)
Publicada: domingo, 7 de octubre de 2018 22:20
Actualizada: lunes, 8 de octubre de 2018 6:57

Los candidatos a la presidencia de Brasil Jair Bolsonaro y Fernando Haddad han pasado la primera vuelta y se enfrentarán en un balotaje el 28 de octubre.

Con el 99 % de los votos escrutados, el ultraderechista Bolsonaro tiene el 46,1 % de los votos válidamente emitidos, seguido por Haddad, del izquierdista Partido de los Trabajadores (PT), que ha conseguido el 29,2 % de votos.

La presidenta del Tribunal Superior Electoral (TSE) de Brasil, Rosa Webber, ha confirmado los resultados y anunciado también que la abstención aumentó respecto a las últimas elecciones generales de 19,39 a 20,33 %.

Antes de darse a conocer los resultados oficiales, un estudio a boca de urna del Instituto Brasileño de Opinión Pública y Estadística (Ibope, por su acrónimo en portugués) ya mostraba que Bolsonaro y Haddad se enfrentarían en una segunda vuelta, dado que ninguno podía conseguir el 50 % más uno de los sufragios.

Según Ibope, Bolsonaro con el 45 por ciento, y Haddad, con el 28 por ciento, competirían en un balotaje. La encuesta fue realizada entre 30 000 votantes a la salida de los colegios electorales con un margen de error de más o menos dos puntos porcentuales.

Los resultados de otra encuesta, del instituto brasileño Datafolha, vaticinó el jueves que Haddad sería ganador del balotaje con el 45 por ciento de los votos, mientras Bolsonaro obtendría el 44 por ciento de respaldo.

Este domingo, más de 147,3 millones de brasileños han sido convocados a las urnas para elegir a un presidente, 513 miembros de la Cámara de Diputados y dos tercios del Senado de Brasil, país en el que el sufragio es obligatorio para quienes tienen entre 18 y 70 años.

 

Bolsonaro, un excapitán del Ejército que elogia las dictaduras y promete una brutal represión contra el crimen y la corrupción, trepó en los sondeos en la última semana montado en una ola de antipatía hacia el Partido de los Trabajadores (PT) de Haddad, cuyo líder Luiz Inácio Lula da Silva está en la cárcel.

El aspirante de la formación de extrema derecha Partido Social Liberal (PSL), de 63 años, empezó a ganar impulso tras un ataque a puñaladas en un mitin hace un mes que le impidió hacer campaña. Bolsonaro había pedido apoyo a través de las redes sociales para ganar votos y triunfar en las elecciones en primera ronda.

En las elecciones más polarizadas en Brasil desde el final del gobierno militar en 1985, Bolsonaro cuenta con el respaldo de un grupo de generales retirados que aboga públicamente por la intervención militar si continúa la corrupción, lacra que los partidarios del derechista atribuyen al PT.

Por su parte, Haddad de 55 años, exministro de Educación (2005-2012) y exalcalde de Sao Paulo (2013-2016), tuvo una campaña contrarreloj, que se le hizo interminable. Tenía menos de un mes para convencer al electorado de que era el doble del encarcelado expresidente Da Silva, el gran favorito.

El candidato del PT, así como otras personalidades de su agrupación política, han advertido en reiteradas ocasiones de que las ideologías de Bolsonaro conllevan riesgos para el gigante suramericano y las han calificado de un peligro y una amenaza para la democracia brasileña.

zss/ncl/lvs/hnb

Comentarios