• El expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva durante una entrevista con un medio español, 26 de abril de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: jueves, 5 de septiembre de 2019 0:11
Actualizada: jueves, 5 de septiembre de 2019 1:07

El expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva critica la gestión del actual Ejecutivo de Jair Bolsonaro y les tilda de un “Gobierno de traidores”.

“Hoy el país está siendo destrozado por un Gobierno de traidores que están entregando criminalmente a extranjeros de las empresas estatales, los bancos públicos, el petróleo, los minerales y el patrimonio que no les pertenece a ellos, sino al pueblo brasileño”, ha escrito este miércoles el exdirigente en unos mensajes publicados en su cuenta de Twitter.

A parte de estos mensajes, Lula también ha enfatizado que hasta la Amazonia está amenazada por un Gobierno que no sabe y no quiere defenderla y que, a su vez, incentiva su deforestación y no protege a su biodiversidad ni tampoco al pueblo que depende de esta selva.

LEER MÁS: Lula tilda de ‘destructor’ de Brasil a Jair Bolsonaro

Este reproche se alude a las declaraciones de Bolsonaro, en las que declaró que tenía “la sensación de que la Amazonía no se está deforestando”.

Hoy el país está siendo destrozado por un Gobierno de traidores que están entregando criminalmente a extranjeros de las empresas estatales, los bancos públicos, el petróleo, los minerales y el patrimonio que no les pertenece a ellos, sino al pueblo brasileño”,  dice el expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva.

 

Los incendios en la selva de la Amazonía, que son los más extensos de este tipo en los últimos siete años, han causado muchas manifestaciones y condenas por parte de los indígenas del país contra las medidas del jefe de Estado.

El también fundador del Partido de los Trabajadores (PT) ha señalado que ningún país cumplirá su destino si no construye su propio futuro, criticando así la sumisión del Ejecutivo de extrema derecha de Bolsonaro a los “gobernantes de otros países y sus intereses económicos, militares y políticos”.

Además, el exmandatario ha criticado a Bolsonaro por entregar la política exterior brasileña a EE.UU. “Les dio (a EE.UU.), a cambio de nada, la Base de Alcántara, una posición privilegiada donde podríamos desarrollar un proyecto aeroespacial brasileño (…) Degradó la diplomacia a una cuestión de familia y asesores que dicen que la tierra es plana”.

Lula, que gobernó entre 2003 y 2010 a Brasil, está cumpliendo una pena de más de 12 años de cárcel por presunta corrupción y lavado de dinero, aun cuando no existen pruebas que confirmen los cargos, mientras que él siempre ha negado las acusaciones.

Bolsonaro ha vivido varias manifestaciones desde que asumió el poder. Movilizaciones que secundan en su gran mayoría campesinos e indígenas, para denunciar las medidas conservadoras impulsadas por el Gobierno en el campo, que favorecen a los grandes productores y relegan a la agricultura familiar, y los planes de promover la explotación de minerales en la Amazonía, donde se asienta la mayoría de las reservas indígenas.

LEER MÁS: Bolsonaro se enfrenta a la mayor protesta desde que asumió el poder

mrz/krd/alg

Comentarios