• Expresidenta boliviana Áñez se autolesiona en prisión
Publicada: sábado, 21 de agosto de 2021 21:05
Actualizada: sábado, 21 de agosto de 2021 22:39

La encarcelada expresidenta ‘de facto’ de Bolivia Jeanine Áñez intentó autolesionarse en un brazo, pero su salud es estable, informa el ministro de Gobierno.

“Lamento informar al pueblo boliviano que [Áñez] habría pretendido generarse una autolesión en horas de la madrugada del día de hoy”, ha informado este sábado el ministro de Gobierno de Bolivia, Eduardo del Castillo, en una rueda de prensa.

A pesar de que, conforme al ministro, la exmandataria sufre unos pequeños rasguños en uno de sus brazos, no hay nada de qué preocuparse, ya que son lesiones superficiales sin generar ningún tipo de herida considerable. “Su salud es completamente estable”, ha afirmado.

Consultado sobre las razones de las lesiones, el ministro ha hecho hincapié en que se ha preguntado lo mismo a Áñez y esta ha señalado “desconocer cuáles fueron los móviles por los cuales habría intentado generarse algún tipo de lesión”.

 

Ante la posibilidad de liberar a la ex jefa de Estado debido a su situación de salud, Del Castillo ha indicado que ni el Ministerio de Gobierno ni el Gobierno Nacional puede decidir sobre la liberación de detenidos, lo que es “una atribución exclusiva del órgano judicial”, ha dicho.

Además, ha confirmado que, según los estudios médicos correspondientes en varias instituciones de salud del departamento de La Paz (capital adminstrativa de Bolivia), Áñez posee todas las condiciones vitales con el fin de guardar detención preventiva.

¿Por qué Áñez está en prisión?

El 13 de marzo, la Policía de Bolivia arrestó a la expresidenta por su papel en el golpe de Estado contra el entonces reelegido mandatario Evo Morales, en 2019. En este proceso, el fiscal general de Bolivia, Juan Lanchipa, presentó el viernes ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) un requerimiento acusatorio contra Áñez, por cargos de genocidio, que tiene pena de cárcel de 10 a 20 años.

Al respecto, explicó Lanchipa, la querella ha sido interpuesta por familiares de las víctimas de la masacre de 15 de noviembre de 2019 en Sacaba (Cochabamba), y el 19 de noviembre en la planta de gas de Senkata en la ciudad de El Alto, cerca de La Paz; ocurridas mientras Áñez estaba en el poder.

mdh/ncl/rba