• El expresidente boliviano Evo Morales habla durante una conferencia de prensa en Buenos Aires, 22 de octubre de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: lunes, 26 de octubre de 2020 15:56
Actualizada: lunes, 26 de octubre de 2020 19:15

Evo Morales exige al Tribunal Supremo Electoral (TSE) que libere a todas las personas que fueron encarceladas en 2019 so pretexto de un “fraude electoral”.

“A todos los que están detenidos deben liberarlos, que se les levanten los cargos, que tengan un poquito de ética, ellos (TSE) se creen notables, respetamos su conocimiento, su formación, pero el pueblo dijo que no hubo fraude y la mejor prueba son estos resultados, ¿qué fraude?”, manifestó el domingo el expresidente de Bolivia en una entrevista con la radio Kawsachun Coca.

A juicio del líder indígena, los resultados de las elecciones del pasado domingo dieron la victoria a su partido, el Movimiento al Socialismo (MAS) y se descartó así la posibilidad de fraude en las elecciones del año pasado.

En esta misma línea, el exgobernante defendió a la expresidenta del TSE María Eugenia Choque, también encarcelada, advirtiendo en que “mañana mismo” el órgano electoral debe levantar la demanda por el fraude, “su delito es haber sido aymara, indígena y la primera mujer de pollera presidenta del TSE”, lamentó.

 

Además, Morales enfatizó que Luis Arce consiguió la victoria pese a que “jugaron contra el árbitro”, explicando que faltando horas para que se inicie la votación, el órgano electoral suspendió el sistema de Difusión de Resultados Preliminares (DIREPRE), para que el día domingo a las ocho de la noche no den información del conteo rápido, “esto porque ya sabían que iba a ganar por más del 50 % y como iban a informar esto”, añadió.

En junio, el ente electoral presentó una demanda penal contra los “autores, cómplices, instigadores y encubridores” de la presunta comisión de delitos electorales en las elecciones generales del 20 de octubre de 2019.

En noviembre de 2019, después de que la misión de la Organización de Estados Americanos (OEA) denunciara “irregularidades” en las elecciones, la Fiscalía activó un proceso y se detuvo a vocales nacionales y departamentales del ente electoral.

A pesar de todos los esfuerzos de algunas organizaciones como TSE, la OEA y hasta el gobierno de facto en contra del MAS, el partido de Morales volvió al poder luego de un año, cuando la Administración estadounidense, presidida por Donald Trump, y la oposición del país orquestaron un golpe de Estado contra Morales, suceso tras el cual, el líder indígena renunció a su cargo para evitar más actos violentos en el país sudamericano.

shz/ktg/myd/rba