• El ministro de Asuntos Exteriores de Bolivia, Diego Pary.
Publicada: jueves, 4 de octubre de 2018 10:21

Bolivia no acepta que un país extranjero como Chile diga con quién debe dialogar La Paz sobre su demanda marítima, dijo el canciller boliviano.

“No vamos a aceptar que un país extranjero venga a decirnos con quién quiere dialogar y con quién no quiere dialogar, Bolivia es un país que goza de plena soberanía”, declaró el miércoles el ministro de Exteriores boliviano, Diego Pary en entrevista con la televisora privada local Abya Yala.

Sus declaraciones tuvieron lugar el mismo día que los expresidentes chilenos Eduardo Frei y Ricardo Lagos se reunieron con el inquilino del Palacio La Moneda, Sebastián Piñera, para analizar el fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, que rechazó el lunes la demanda marítima de Bolivia contra Chile.

Durante el encuentro, Frei, Lagos y Piñera propusieran que Santiago debería entablar el diálogo post La Haya con La Paz cuando haya un nuevo Gobierno en Bolivia tras elecciones generales de 2019.

No vamos a aceptar que un país extranjero venga a decirnos con quien quiere dialogar y con quien no quiere dialogar, Bolivia es un país que goza de plena soberanía”, declara el canciller boliviano, Diego Pary.

 

El ministro boliviano de Exteriores rechazó la propuesta de las autoridades chilenas y la tachó de “excesiva”, y enfatizó que “Bolivia es un país que decide sobre sus asuntos internos y los bolivianos son quienes eligen a su presidente”.

“Nosotros rechazamos estas aseveraciones totalmente injerencistas y nos parece una actitud que no coincide con el derecho internacional, no coincide con el respeto a la soberanía que merecen los Estados, y lo que Chile está intentando es intervenir en los asuntos internos de Bolivia”, subrayó Pary.

En otra parte de sus declaraciones, el canciller boliviano lamentó que algunos “actores políticos” en el interior del país andino aprovechen del fallo de la CIJ para dañar la imagen del presidente boliviano, Evo Morales.

Bolivia perdió 400 kilómetros lineales de litoral costero y 120 000 kilómetros cuadrados de territorio en la guerra del Pacífico (1879-1883). Chile argumenta que la frontera quedó fijada con claridad con el tratado de 1904 entre ambos países, por lo que no negociará su integridad territorial.

En reacción al fallo de la CIJ, Morales aseguró que su país no renunciará a conseguir una salida soberana al Pacífico.

fdd/ncl/snz/rba

Comentarios