• Varios refugiados musulmanes Rohingya llegan a las costas de la aldea de Lancok, Indonesia, 25 de junio de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: lunes, 22 de febrero de 2021 17:31

Las Naciones Unidas piden asistencia rápida para refugiados musulmanes Rohingya que están en una barca desde hace más de una semana en el mar de Andamán.

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), en un comunicado emitido este lunes, asegura haber recibido informes de un “número no confirmado de refugiados Rohingya a bordo de un barco en peligro hasta la noche del sábado 20 de febrero”.

Según el organismo, el barco había salido del distrito costero de Cox's Bazar, en Bangladés, hace unos 10 días y encontró una falla en el motor, por lo que permanecen sin comida ni agua en las aguas del mar de Andamán, en el océano Índico y al sur de Myanmar. Asimismo, alerta de posibles casos de deshidratación y hambre.

En su nota, ACNUR señala que, por falta de información precisa sobre la ubicación de los refugiados, el organismo ya ha alertado a las autoridades de los Estados marítimos relevantes de dichos informes, solicitando “asistencia rápida, en caso de que el barco se encuentre en su área de responsabilidad de búsqueda y rescate”.

 

“Se necesita una acción inmediata para salvar vidas y prevenir más tragedias”, precisa la agencia y pone de relieve que, además de desconocer cuántas personas viajan en la embarcación, hay preocupaciones de que algunas hayan muerto.

Descrito por el secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Antonio Guterres, como “una de las naciones más discriminadas del mundo, si no la más discriminada del mundo”, los Rohingya son una minoría musulmana en la Myanmar predominantemente budista.

Más de un millón Rohingya viven en asentamientos en todo el distrito de Cox's Bazar, en Bangladés. La mayoría de ellos huyeron de Myanmar durante la crisis de desplazamiento en 2017, cuando una represión mortal por parte del ejército de Myanmar en su contra envió a cientos de miles de ellos a cruzar la frontera hacia Bangladés, donde los refugiados viven en condiciones deplorables.

mrp/ncl/rba