• La alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, en Ginebra, en Suiza, 3 de marzo de 2022. (Foto: Reuters)
Publicada: miércoles, 4 de mayo de 2022 16:15
Actualizada: jueves, 5 de mayo de 2022 11:11

Alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos alerta que el uso de herramientas de espionaje, como el software israelí Pegasus, arriesga la vida de periodistas.

En declaraciones ofrecidas el martes con motivo del Día Mundial de la Libertad de Prensa, Michelle Bachelet subrayó que los periodistas hoy enfrentan graves amenazas, incluso en sus “espacios seguros”, debido al empleo creciente de herramientas de vigilancia como los software israelíes del espionaje Pegasus y Candiru.

El uso creciente de herramientas de vigilancia, como el spyware Pegasus o Candiru, se entrometen profundamente en los dispositivos y la vida de las personas”, destacó Bachelet, al tiempo de calificar como una “obstrucción a la libertad de expresión” la realización de tales medidas ilegales de espía.

De acuerdo con Bachelet, el empleo de las apps de espionaje ha provocado “arrestos, intimidaciones e incluso asesinatos de periodistas”, además de “poner en peligro la vida de los miembros de sus familias”.

 

De este modo, recalcó que el Pegasus del régimen israelí se está utilizando “de forma secreta y fuera de cualquier marco legal” en casi 45 países hoy en día, pues, el mundo es testigo de un “rápido aumento” en la venta internacional de las herramientas de vigilancia, debido a la falta de regulaciones y controles, lamentó.

La funcionaria chilena puso énfasis en el papel crucial de los periodistas en el mundo de hoy, quienes llevan a cabo su cargo bajo las condiciones de peligro, ya sea en zonas de conflicto o en países con espacio cívico restringido o con altos niveles de crimen.

¿Qué es el Pegasus israelí?

Pegasus, el software de la empresa tecnológica israelí NSO Group, fue creado en teoría para combatir a delincuentes, no obstante, se ha transformado en un arma contra la población mundial.

Conforme a la ONG Amnistía Internacional (AI), esta herramienta del espionaje israelí se emplea bajo excusa de “facilitar la comisión de violaciones de los derechos humanos a gran escala en todo el mundo”.

sar/mrg