• Grupos de colonos israelíes asisten a la marcha de la bandera en la Puerta de Damasco en la ocupada Jerusalén Oriental, 15 de junio de 2021. (Foto: AFP)
Publicada: martes, 15 de junio de 2021 22:51

Un grupo de colonos israelíes ha coreado “muerte a los árabes” y blasfemias contra el profeta del Islam durante la sionista marcha de la bandera en Al-Quds.

Ni siquiera ha pasado un año desde que varios gobiernos reaccionarios del mundo árabe normalizaran sus relaciones con el régimen de Israel, y este martes ha quedado patente que los colonos sionistas en los territorios ocupados palestinos no están dispuestos a dejar de lado su arraigado odio y animosidad contra la comunidad árabe y musulmana, en particular, contra el pueblo de Palestina.

Varias fuentes palestinas han informado que las fuerzas israelíes han atacado a ciudadanos palestinos en la Puerta de Damasco —conocida por los palestinos como Bab al-Amud— en la ocupada ciudad de Al-Quds, Jerusalén Oriental, e intentado desalojarles de la zona, a fin de que los colonos israelíes pudieran dar inicio a la celebración de la polémica ‘marcha de la bandera’.

Una vez comenzado el acto, los medios, citando a fuentes a pie de calle, han asegurado que se ha podido escuchar, entre cánticos en hebreo, la consigna “muerte a los árabes” o blasfemias dirigidas al Profeta del Islam, el Hazrat Mohamad (la paz sea con él).

 

A la manifestación han asistido varios miembros del parlamento israelí, pertenecientes a formaciones religiosas de corte extremista, así como algunos diputados del partido Likud, del hasta el lunes primer ministro del régimen, Benjamín Netanyahu.

Polémica marcha en Al-Quds

Las fuerzas de ocupación israelíes han desplegado 2000 agentes en toda la ciudad ocupada de Al-Quds para garantizar la seguridad de los participantes en la marcha de la bandera, cuya realización estaba programada para el denominado Día de Jerusalén en mayo, el día que recuerda el inicio de la ocupación israelí en 1967, pero se suspendió debido a preocupaciones en torno a la seguridad de los asistentes, pues en mayo el régimen de Tel Aviv había escalado las tensiones en los territorios ocupados y estuvo involucrado en una batalla contra los grupos de Resistencia palestinos.

Del 10 al 21 de mayo, el mundo fue testigo de otra escalada en la ofensiva militar de Israel contra la Franja de Gaza. Ante los constantes ataques de represalia de los palestinos, el régimen de ocupación de Tel Aviv aceptó el 21 de mayo “sin condiciones” un cese bilateral de las hostilidades con la Resistencia palestina, que considera la tregua un fracaso para el régimen de Tel Aviv.

krd/ncl/mrg