• Las fuerzas de seguridad israelíes montan guardia durante los enfrentamientos con manifestantes palestinos en Al-Quds, 9 de mayo de 2021. (Foto: AFP)
Publicada: lunes, 10 de mayo de 2021 2:15

El régimen israelí envía tres batallones adicionales a Cisjordania para reprimir las protestas de los palestinos pese a las presiones y condenas internacionales.

El ejército israelí ha enviado este domingo nuevos contingentes a Cisjordania para reforzar a los cuatro que ya se encuentran en el área, tras el aumento general de la tensión en la ciudad sagrada de Al-Quds (Jerusalén).

Además, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, ha enfatizado en la misma jornada que Israel se reserva el derecho a construir en Al-Quds, lo cual evidencia que ignora las voces internacionales que exigen el cese de los desalojos de las familias palestinas en el este de esta ciudad para dar paso a los colonos israelíes.

Mientras tanto, Israel comenzó ejercicios militares a gran escala, que durarán alrededor de un mes, en los que simulará el estallido de la guerra en múltiples frentes, incluido el lanzamiento de misiles en áreas de población civil.

 

Esta maniobra se produce en medio de un aumento de las tensiones por los intentos israelíes de desalojar a las familias palestinas de un vecindario de Sheij Yarrah en la ocupada Al-Quds, y los enfrentamientos nocturnos entre palestinos y la policía israelí en el complejo de la Mezquita Al-Aqsa de esta ciudad.

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) informó el domingo que, en los últimos dos días, la agresión del régimen israelí en Al-Quds ha causado heridas a 29 niños, incluido un bebé de un año, y “lesiones en la cabeza y la columna” a algunas víctimas. Además, ocho niños palestinos fueron arrestados.

El informe de Unicef también presentó un relato escalofriante de cómo el régimen impidió en una actitud bárbara que los palestinos heridos recibieran tratamiento.

Desde el inicio del sagrado mes de Ramadán (el pasado 13 de abril) el régimen israelí ha estado llevando a cabo repetidos ataques contra fieles palestinos y manifestantes en el recinto de la Mezquita Al-Aqsa, el tercer lugar más sagrado del Islam, que se encuentra en la ciudad vieja de Al-Quds.

Más de 300 palestinos, solo desde el viernes hasta el domingo por la mañana, han resultado heridos en enfrentamientos con las fuerzas de seguridad israelíes en Al-Quds.

El domingo, Canadá y el Cuarteto Internaciones (Naciones Unidas, Estados Unidos, Unión Europea y Rusia) condenaron la violencia israelí en la Explanada de las Mezquitas (sitio que incluye la Cúpula de la Roca y la Mezquita Al-Aqsa) y pidieron al régimen de Tel Aviv que detuviera los planes de desalojo de familias palestinas del barrio de Sheij Yarrah.

tmv/ncl/hnb