• Danny Yatom, el exjefe del servicio de inteligencia israelí (el Mossad).
Publicada: jueves, 26 de noviembre de 2020 9:43

Las autoridades de Israel, disfrazadas de mujer, se reunían con algunos líderes de los países árabes, ha revelado un exfuncionario israelí.

Danny Yatom, el exjefe del servicio de inteligencia israelí (el Mossad), en declaraciones a una emisora local, afirmó el martes que, en el pasado, los funcionarios del régimen de Tel Aviv se reunían regularmente con los líderes árabes por la noche, lejos de los ojos del mundo y, a veces, vestidos con ropa de mujer.

Al respecto, comentó que una reunión de este tipo se celebró con el exrey jordano Husein I, que gobernó desde el 11 de agosto de 1952 hasta su muerte en 1999, así como con su hermano, el príncipe Hasan.

Yatom también abordó la reciente visita secreta del primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, a Arabia Saudí, y su reunión con el príncipe heredero saudí, Muhamad bin Salman, y el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo.

 

El exjefe del servicio de espionaje israelí alabó el encuentro del rey saudí, sostenido el pasado domingo en la ciudad saudí de Neom, sita en la provincia noroccidental de Tabuk, y puso de relieve que, en el pasado, este tipo de reuniones solían realizarse por la noche y lejos de los ojos del mundo.

“Por eso estoy feliz y agradecido a todos los que han contribuido a esto”, sostuvo enfatizando que dicha cita es estratégicamente importante para el régimen de Israel.

La noticia salió a la luz días después de que el canciller saudí, el príncipe Faisal bin Farhan Al Saud, afirmara que Riad defiende la normalización de nexos entre los países árabes e Israel, y busca el apoyo del nuevo Gobierno de EE.UU. para su política en la región.

Eso mientras los expertos advierten de que la normalización de lazos con Israel acabará con la restante credibilidad de Arabia Saudí y convertirá al país monárquico en el mayor perdedor en ese proceso.

ftn/ncl/mkh/hnb