• El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, sale de un submarino, de fabricación alemana, en Haifa, 12 de enero de 2016. (Foto: Reuters)
Publicada: lunes, 23 de noviembre de 2020 15:14
Actualizada: lunes, 23 de noviembre de 2020 16:21

El ministro de asuntos militares de Israel, Benny Gantz, da luz verde para investigar la compra ilegal de submarinos alemanes, que involucra a Benjamín Netanyahu.

Según informaron los medios israelíes, Gantz anunció el domingo la formación de un comité especial para indagar la compra ilegal de submarinos alemanes por Israel hace varios años, que se convirtió en un caso de corrupción generalizada en que distintos empresarios, incluidos socios cercanos del premier Benjamín Netanyahu, fueron considerados sospechosos.

Esta investigación, de acuerdo al reporte, se llevará a cabo durante cuatro meses y examinará de cerca los procesos de adquisición del entonces ejecutivo del régimen israelí, así como las relaciones de trabajo entre las partes involucradas, el papel del ejército israelí en el asunto y el estatus de cualquier intermediario involucrado en las transacciones.

La oficina de Gantz explicó en un comunicado que la citada comisión, que será liderada por un juez jubilado, tendrá la tarea específica de explorar el papel de la oficina del primer ministro israelí en la compra de estos submarinos.

Aunque el propio Netanyahu no fue declarado sospechoso en este escándalo, los críticos, incluido Gantz, cuestionan el proceder del premier en este caso y el presunto conflicto de intereses que pudo haber tenido.

 

La medida anunciada por Gantz, el líder del partido israelí de Azul y Blanco y rival político de Netanyahu, se produce después de que el caso de los submarinos haya tenido una gran influencia en las recientes protestas contra el primer ministro israelí, acusado por varios casos de corrupción, soborno y fraude.

De momento, sobre Netanyahu pesan acusaciones relacionadas con los casos llamados 1000, 2000 y 3000 y 4000. En el primero, él es sospechoso de aceptar lujosos regalos del productor de cine, traficante de armas y espía Arnon Milchan, a cambio de favores.

Los 2000 y 4000, que analizan sus posibles pactos o intercambio de favores a cambio de coberturas favorables en importantes grupos de comunicación, mientras en el caso 3000, está vinculado a un esquema de soborno en la compra estatal multimillonaria de los buques de guerra al constructor naval alemán Thyssenkrupp.

Netanyahu, quien, según el exministro de asuntos militares Moshe Yaalon lideró un esfuerzo inadecuado para comprar los submarinos de Thyssenkrupp, bloqueó previamente una serie de esfuerzos para formar una comisión de investigación parlamentaria.

La medida de Gantz se considera un intento por presionar a Netanyahu para que cumpla con sus acuerdos de coalición, pero los informes han manifestado que podría desestabilizar aún más su alianza.

myd/ctl/tqi/rba