• El secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional de Irán, Ali Shamjani (dcha.), y Mahmud al-Zahar, miembro del comité político de HAMAS, 23 de diciembre de 2018.
Publicada: domingo, 23 de diciembre de 2018 14:58
Actualizada: domingo, 23 de diciembre de 2018 16:55

“Israel es principal amenaza para mundo islámico, por ende, cualquier medida que socave la lucha contra este régimen constituye una traición a los musulmanes”.

Así lo ha advertido el secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional de Irán, Ali Shamjani, durante una reunión efectuada este domingo en Teherán, la capital persa, con Mahmud al-Zahar, miembro del comité político del Movimiento de Resistencia Islámica de Palestina (HAMAS).

El responsable iraní ha recalcado que el apoyo a la causa palestina y la liberación de Al-Quds (Jerusalén) son prioritarios para la comunidad islámica, y ha asegurado que solo con una resistencia islámica y una voluntad interna se pueden lograr estas metas y restituir los derechos del pueblo palestino.

Shamjani ha opinado, además, que la gran corrupción interna en la que está envuelta la cúpula política israelí y el conocimiento, por parte de las naciones, de los crímenes y atrocidades que Israel ha cometido contra la nación palestina derivarán en el colapso del régimen sionista. 

Algunos países árabes, con sus esfuerzos para contrarrestar a la República Islámica, que por sí sola constituye un elemento estabilizador en la región (del suroeste de Asia), de hecho, están apoyando a los enemigos del Islam y debilitando el frente de la Resistencia”, ha denunciado Mahmud al-Zahar, miembro del comité político del Movimiento de Resistencia Islámica de Palestina (HAMAS).

 

Al-Zahar, por su parte, ha considerado a Israel un régimen “ocupador, ilegítimo y decadente” y ha rechazado cualquier movimiento que conlleve al reconocimiento de Israel u obstaculice la liberación de los territorios palestinos ocupados.

El destacado miembro de HAMAS ha agradecido el apoyo brindado por la República Islámica al pueblo y a la Resistencia palestinos, al tiempo que ha criticado a algunos países árabes por promover divisiones entre los musulmanes y distraer, de esta manera, la atención pública de la causa palestina.

“Algunos países árabes, con sus esfuerzos para contrarrestar a la República Islámica, que por sí sola constituye un elemento estabilizador en la región (del suroeste de Asia), de hecho, están apoyando a los enemigos del Islam y debilitando el frente de la Resistencia”, ha denunciado Al-Zahar.

Los líderes palestinos han criticado en reiteradas ocasiones a algunos países árabes del Golfo Pérsico, incluidos Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos (EAU), Baréin y Omán, por impulsar un proceso encubierto de acercamiento a Israel.

A mediados de diciembre, el secretario general de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Saeb Erekat, advirtió a los países árabes que si normalizan sus lazos con el régimen de ocupación israelí, “pisotearán la sangre” de los mártires palestinos.

ftm/anz/rba/hnb