• El secretario general de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Saeb Erekat, habla a la prensa, Ramalá, 1 de septiembre de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: domingo, 16 de diciembre de 2018 9:19
Actualizada: domingo, 16 de diciembre de 2018 11:26

La OLP alerta a los países árabes de que si normalizan sus lazos con el régimen de ocupación israelí “pisotearán la sangre” de los mártires palestinos.

“La apertura de la embajada de cualquier país árabe en Tel Aviv equivaldrá a pisotear la sangre de los palestinos”, dijo ayer sábado el secretario general de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Saeb Erekat, en una entrevista con la cadena de televisión catarí Al Jazeera.

De los países árabes, Israel tiene sólo relaciones diplomáticas con Egipto y Jordania, pero existen numerosos informes sobre crecientes contactos con representantes de otros países, entre ellos Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos (EAU), y Baréin.

Mientras tanto, los palestinos están multiplicando sus advertencias al mundo árabe contra cualquier establecimiento de lazos con Israel e instando a evitar que los israelíes “se infiltren” en la comunidad islámica.

La apertura de la embajada de cualquier país árabe en Tel Aviv equivaldrá a pisotear la sangre de los palestinos”,  dijo el secretario general de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Saeb Erekat.

 

En concreto, el Movimiento de Resistencia Islámica de Palestina (HAMAS) ha condenado la reunión de octubre entre el rey de Omán, el sultán Qabus bin Said Al Said, y el primer ministro Benjamín Netanyahu, y ha advertido a Mascate de que tales acciones animan a Israel a continuar con sus atrocidades.

En otro momento de su entrevista con Al Jazeera, Erekat condenó la reciente demolición por Israel de la casa de un activista palestino en el campamento de refugiados de Amari, cerca de la ciudad cisjordana de Ramalá.

“Se trata de un crimen de guerra cometido por las autoridades de ocupación. El responsable de esta medida es Benjamín Netanyahu”, dijo el político palestino en alusión al anuncio hecho el jueves por el premier israelí de que autorizará la construcción de miles de asentamientos ilegales en Cisjordania.

El secretario general de la OLP acusó a Netanyahu de “empujar a israelíes y palestinos hacia un ciclo de violencia” y lo responsabilizó por ello de “derramar sangre de palestinos”.

tqi/mla/mjs/msf

Comentarios