• El exdirector de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) de Argentina Gustavo Arribas.
Publicada: viernes, 18 de diciembre de 2020 6:47

Una corte argentina procesa a altos funcionarios de la agencia de inteligencia del país por espionaje ilegal durante el mandato del expresidente Mauricio Macri.

La Cámara Federal de Mar del Plata confirmó el jueves el procesamiento de Gustavo Arribas, el exdirector de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) de Argentina, su subdirectora, Silvia Majdalani, y el exjefe de Operaciones Especiales de la AFI Alan Ruiz, por espionaje ilegal del Instituto Patria– un centro de estudios localizado en la capital argentina y asociado a la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015)– y de la casa de la actual vicepresidenta argentina.

Arribas, Majdalani y Ruiz, que ejercieron sus cargos durante la Administración de Mauricio Macri (2015-2019), son investigados por el juez federal de Lomas de Zamora, Juan Pablo Auge, quien investiga una ‘megacausa’ de espionaje que presuntamente se habría llevado a cabo durante el Ejecutivo de Macri contra 500 periodistas, políticos y sindicalistas a través de la AFI.

Los investigados han sido procesados por haber ordenado y coordinado las tareas de supuesto espionaje ilegal a las agrupaciones, movimientos y actividades contrarias a los intereses políticos o electorales de la entonces gestión de Gobierno, así como por haber dispuesto o participado en la elaboración de documentos falsos para que parecieran legales los hechos.

 

Según la investigación, Ruiz, a instancias de Arribas y Majdalani, ordenó durante los primeros días de julio o agosto de 2018 verbalmente a los agentes orgánicos la realización de tareas de observación y vigilancia frente a la sede del Instituto Patria y en el domicilio de Cristina Fernández.

Esta investigación se trataría del segundo caso contra Arribas y Majdalani, iniciada por la Justicia argentina después de que fueran procesados esta misma semana por el juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, por supuesto espionaje político ilegal en la provincia de Buenos Aires. Ambos exfuncionarios fueron considerados coautores de “acciones de inteligencia prohibidas” y “abuso de autoridad”.

Cabe señalar que Arribas, amigo personal del expresidente Macri, fue designado al frente de la AFI, a pesar de que no tenía experiencia alguna en el manejo de los servicios de inteligencia. No obstante, su gestión estuvo marcada por la polémica, con frecuentes denuncias de espionaje ilegal, además de que la Policía de Brasil reveló que había cobrado 850 mil dólares de “propinas” por parte de Leonardo Meirelles, uno de los arrepentidos de la megacausa de corrupción conocida como Lava Jato.

Además, Arribas quedó involucrado en la investigación internacional “Panama Papers” sobre lavado de dinero y evasión fiscal, pero la Justicia argentina decidió cerrar ambas causas.

nkh/ktg/ftm/mjs