• La activista de derechos de la mujer saudí, Loujain al-Hathloul.
Publicada: viernes, 1 de febrero de 2019 10:23
Actualizada: sábado, 2 de febrero de 2019 1:06

Una activista de derechos de la mujer encarcelada en Arabia Saudí sufre de constantes torturas y tratos inhumanos por parte del régimen saudí, aseguran fuentes.

Según informó el jueves la cadena estadounidense CNN, la activista saudí Loujain al-Hathloul está siendo sometida a severos malos tratos y torturas en las cárceles del régimen de Arabia Saudí.

“Cada vez que Loujain habla sobre las sesiones de tortura con mis padres veo que sus manos tiemblan de manera incontrolable. Temo que este dolor y pena quede con ella para siempre”, dijo Walid al-Hathloul, hermano de la activista, en declaraciones a CNN.

Del mismo modo denunció que con gran frecuencia a su hermana la golpean, azotan, electrocutan y hasta le acosan sexualmente los guardias de la cárcel, a la que ha calificado como “el palacio del terror”.

También afirmó que su hermana ha denunciado que hombres enmascarados la despiertan en el medio de la noche y le hacen “terribles e inimaginables amenazas” que le han asustado en gran medida, y afectado a su salud mental.

Además, revela que uno de los interrogadores de ella le había tratado de forzar a casarse con él y le había amenazado que la violaría si esta no accedía a sus demandas.

Cada vez que Loujain habla sobre las sesiones de tortura con mis padres veo que sus manos tiemblan de manera incontrolable. Temo que este dolor y pena quede con ella para siempre”, dijo Walid al-Hathloul, el hermano de Loujain, la activista detenida en Arabia Saudí.

 

Por último, aseguró que Saud al-Qahtani, un asesor cercano del príncipe heredero saudí, Muhamad bin Salman, supervisó en persona las torturas contra ella (ya hay información de que esta persona ha estado presente en las interrogaciones y torturas de otras activistas saudíes).

El 21 de noviembre, la organización pro derechos humanos Human Rights Watch (HRW) y Amnistía Internacional (AI) denunciaron que al menos tres activistas saudíes que trabajan en favor de las mujeres, y que se encuentran desde el pasado mayo en un centro de detención extraoficial de la ciudad saudí de Yedá, han sido objeto de abusos sexuales y torturas, como la aplicación de “descargas eléctricas y latigazos”.

Una semana después, HRW emitió un comunicado en el que dijo haber recibido informaciones fidedignas de que “las autoridades saudíes habían torturado a una cuarta activista” y advirtió de que estos actos vandálicos “continúan” hasta el momento.

hgn/ktg/mkh/alg

Comentarios