• Calvo: Asesinato de Khashoggi pudo ser una venganza de Bin Salman
Publicada: lunes, 29 de octubre de 2018 6:55
Actualizada: lunes, 29 de octubre de 2018 21:39

El asesinato del periodista saudí Jamal Khashoggi podría tratarse de una venganza del príncipe heredero Muhamad bin Salman Al Saud, conjetura un analista.

En un análisis elaborado para HispanTV, el analista internacional Gaudi Calvo, desde Buenos Aires, capital de Argentina, ha abordado este lunes la hipótesis de que el periodista Jamal Kahshoggi fue asesinado por sus investigaciones en torno al posible uso de armas químicas en Yemen por Arabia Saudí.

El columnista de The Washington Post, crítico con las políticas del príncipe heredero saudí, Muhamad bin Salman, estaba a punto de publicar documentación sobre el uso por Arabia Saudí de armas químicas en su guerra contra Yemen, según reveló el domingo el semanario del periódico británico Express y su asesinato estaría vinculado con dicha información.

Calvo considera que esta conjetura sobre la causa de la muerte de Khashoggi, asesinado el 2 de octubre dentro del consulado saudí en Estambul (Turquía), se acerca a la realidad, pues subraya que este reportero perteneció al servicio de Inteligencia del reino árabe y allí pudo haber recopilado información crucial y por alguna razón desconocida tuvo que exiliarse a EE.UU., en 2017.

A su juicio, el periodista “era un personaje oscuro que trabajó siempre para el régimen saudí” y por consiguiente “de él se podría esperar cualquier cosa como también se podría espera cualquier cosa de Arabia Saudí”.

El asesinato del periodista (saudí Jamal Khashoggi) puede ser una venganza del propio príncipe heredero (Muhamad bin Salman) o del algún enemigo interno de Arabia Saudí”, conjetura el analista internacional Gaudi Calvo.

 

Para este analista argentino lo importante es saber cómo afectará este escándalo a la posición del príncipe heredero saudí que, según las primeras pesquisas turcas, está vinculado con los agentes saudíes que, llegados expresamente de Riad, asesinaron a Khashoggi y posteriormente lo descuartizaron dentro de las instalaciones consulares.

“¿El rey saudí, Salman bin Abdulaziz Al Saud, sacará de la línea sucesoria a su hijo, o lo forzará Washington?”, se pregunta Clavo.

El analista sugiere que “el asesinato del periodista puede ser una venganza del propio príncipe heredero o del algún enemigo interno de Arabia Saudí”.

Desde que estallara el escándalo del asesinato de Khashoggi, el mundo ha sido testigo de cómo Riad ha mentido sobre el caso, primero negando la muerte del periodista, y después, con evasivas sobre las circunstancias que rodearon su desaparición y muerte.

Los saudíes afirmaron en un primer momento que el periodista había abandonado el consulado saudí en Estambul y, solo después de semanas y una intensa presión internacional, la Fiscalía saudí admitió su muerte y algunos días más tarde que el asesinato de Khashoggi fue premeditado.

Los tejemanejes de Arabia Saudí en torno al caso se consideran, según los expertos, una especie de huida hacia adelante del reino autárquico saudí en un esfuerzo por desvincular al heredero saudí Bin Salman del asesinato, pues, según fuentes policiales turcas, este ordenó directamente su muerte.

La prensa turca precisa que Saud al-Qahtani, un hombre muy próximo al príncipe heredero, estuvo presente a través de una videoconferencia en la tortura y el asesinato de Khashoggi. Estos mismos medios han sugerido estos días que el gobierno saudí culpa del asesinato a subalternos para dejar fuera del caso a Bin Salman, responsable, a su vez, de la agresión saudí a Yemen —y por tanto, de la muerte de miles de personas y de una crisis humanitaria sin precedentes— y del “secuestro” en 2017 del premier libanés, Saad Hariri.

Fuente: HispanTV Noticias

krd/mjs/nii/

Comentarios