• Saud al-Qahtani, asesor del príncipe heredero de la corona de Arabia Saudí, Muhamad Bin Salman.
Publicada: martes, 23 de octubre de 2018 3:02

Un asesor del príncipe heredero saudí, Muhamad bin Salman, dirigió el asesinato de Jamal Khashoggi por medio de Skype, revela un nuevo informe.

Se trata de Saud al-Qahtani, un importante asesor de Bin Salman, que ha sido destituido, junto a otros cuatro funcionarios, entre ellos, subjefe de inteligencia saudí, Ahmed Asiri, en el marco de los esfuerzos de Riad para aliviar las presiones internacionales por el asesinato de Khashoggi en el consulado saudí en la ciudad turca de Estambul.

“Tráiganme la cabeza del perro”, ordenó Al-Qahtani al escuadrón de 15 hombres saudíes que viajó a Estambul expresamente por la misión contra el periodista Khashoggi, crítico de las políticas de los Al Saud, ha revelado una fuente de inteligencia turca, citada el lunes por la agencia británica Reuters.

Por otro lado, una fuente saudí de alto rango con acceso a inteligencia y allegada a miembros de la corte real de Arabia Saudí, ha detallado que el asesor de Bin Salman emitió tal orden, después de que, en la conversación que mantenía vía Skype con Khashoggi, este respondió de la misma forma los insultos que lanzaba Al-Qahtani.

De acuerdo con el reporte, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ya tiene el audio de la referida llamada de Skype, pero hasta ahora se ha negado a entregarlo a los estadounidenses.

Tráiganme la cabeza del perro”, ordenó Saud al-Qahtani, asesor del príncipe heredero saudí, al emitir la orden de asesinar al periodista Jamal Khashoggi.

 

Teniendo en cuenta que el mismo Al-Qahtani dijo una vez que nunca haría nada sin la aprobación de su jefe, se abren dudas sobre el autor intelectual de la brutal muerte del periodista que apunta cada vez más a Bin Salman.

“¿Crees que tomo decisiones sin rumbo? Soy un empleado y un fiel ejecutor de las órdenes de mi señor el rey y mi señor el fiel príncipe heredero”, escribió Al-Qahtani en un tuit en agosto del 2017.

Después de que se perdiera el rastro de Khashoggi tras su ingreso el 2 de octubre al consulado saudí en Estambul (Turquía), Riad ha ofrecido distintas versiones de lo que ocurrió a Khashoggi. En un principio, las autoridades saudíes negaban cualquier implicación en la desaparición de Khashoggi, aunque después de 18 días, se vieron obligadas a confirmar su muerte, si bien, como resultado de una “pelea”.

Sin embargo, varios analistas han dicho que la confirmación de Riad del asesinato de Khashoggi y la reciente ola de detenciones y despidos son intentos de Arabia Saudí para “distanciar al príncipe heredero del crimen”, precisó el sábado la consultora Eurasia Group.

tqi/ncl/fdd/hnb

Comentarios