• Un helicóptero durante unos ejercicios militares a 500 kilómetros al noreste de Riad, capital de Arabia Saudí, marzo de 216.
Publicada: jueves, 2 de agosto de 2018 5:47
Actualizada: sábado, 4 de agosto de 2018 2:18

Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos (EAU) planeaban invadir militarmente Catar en 2017 nada más comenzar la crisis diplomática con Doha, revela un informe.

El complot, ideado en gran parte por Riad y los príncipes emiratíes, involucró a tropas terrestres saudíes que cruzaban la frontera terrestre hasta Catar y, con el apoyo militar de Abu Dabi, avanzaban 100 kilómetros rumbo a Doha (la capital catarí), según un informe divulgado el miércoles en la revista digital The Intercept.

De acuerdo con un funcionario estadounidense, agentes de Inteligencia de Catar dentro de Arabia Saudí se enteraron de dicha conspiración. Varios meses después, los servicios de inteligencia de EE.UU. y del Reino Unido también confirmaron la trama.

A este respecto, Robert Malley, el coordinador del Consejo de Seguridad Nacional para Oriente Medio de Estados Unidos y uno de los principales asesores del expresidente estadounidense Barack Obama señaló que desde el verano de 2017, los funcionarios cataríes le han dicho constantemente que su país había sido amenazado con la invasión.

“Hay pocas dudas de que altos funcionarios cataríes con los que hablé estaban convencidos (…) de que Arabia Saudí y los EAU habían estado planeando un ataque militar contra su país”, reiteró.

Hay pocas dudas de que altos funcionarios cataríes con los que hablé estaban convencidos (…) de que Arabia Saudí y los EAU habían estado planeando un ataque militar contra su país”, afirma Robert Malley, uno de los principales asesores del expresidente estadounidense Barack Obama en Oriente Medio.

 

Además, en otra parte, el reporte pone de relieve la campaña en curso de los EAU para tratar de provocar a Catar para justificar una acción militar.

De acuerdo con dos exfuncionarios del Departamento de Estado de EE.UU., que hablaban bajo condición de anonimato, el plan del reino árabe “estaba a unas semanas de ser implementado” cuando fue detenido debido a las presiones del exsecretario de Estado estadounidense Rex Tillerson.

“Tillerson hizo una serie de llamadas telefónicas para instar a los funcionarios saudíes a no tomar medidas militares contra el país”, subraya The Intercept.

Durante las llamadas, detalla, el exfuncionario estadounidense instó al rey saudí Salman, el entonces vicepríncipe heredero Muhamad bin Salman y al ministro de Exteriores, Adel al-Yubeir, a no atacar Catar ni aumentar las hostilidades.

En junio de 2017, Arabia Saudí, Baréin, EAU y Egipto rompieron sus relaciones diplomáticas con Catar, tras acusar a este país de apoyar al terrorismo, y le impusieron un férreo boicot económico.

Catar, que niega tajantemente cualquier apoyo de su parte al terrorismo, ha anunciado una y otra vez su disposición a solventar la disputa con sus vecinos árabes por medio del diálogo, pero la crisis sigue su curso pese a los esfuerzos de algunos mediadores.

fmk/ktg/mjs

Comentarios