• El super yate de lujo Serene, uno de los más grandes yates del mundo, fue comprado en 2015 por el hijo del rey saudí, Mohamad bin Salman.
Publicada: jueves, 20 de octubre de 2016 16:53
Actualizada: jueves, 20 de octubre de 2016 17:46

La ‘descarada extravagancia’ de Mohamad bin Salman, hijo del rey saudí, y la compra de un yate de $550 millones generan una ola de indignación en el reino.

La insólita compra del referido yate tuvo lugar el año pasado, poco antes de que Arabia Saudí lanzara su mayor plan de austeridad en décadas, debido a la gran crisis económica que azota el país.

“El príncipe vio el yate de lujo frente a la costa y envió un ayudante para comprárselo al magnate ruso Yuri Shefler (…) El acuerdo se llevó a cabo en cuestión de horas y Shefler trasladó el barco ese mismo día”, detalla el diario estadounidense The New York Times en un informe del pasado 15 de octubre.

El rotativo resalta el carácter “insensible” de esta decisión del también ministro de Defensa de Arabia Saudí y recuerda que el país se encuentra inmerso en la mayor reforma económica llevada a cabo en años, prepándose para hacer cortes radicales en los salarios y el gasto público para tapar un creciente déficit presupuestario.

 

Esta es la “paradoja” del príncipe Mohamad, de 31 años: sin renunciar a sus privilegios reales, intenta cambiar la tradición, renovar la economía y consolidar el poder. En menos de dos años y con el apoyo de EE.UU., el príncipe ha surgido como el miembro más dinámico de la familia real de la nación más rica del mundo árabe, en una potencial rivalidad por el trono con su primo, el príncipe heredero Mohammed bin Nayef.

No obstante, las autoridades de Riad no han confirmado la compra. El martes, el ministro saudí de Asuntos Exteriores, Adel al-Yubeir, eludió hablar del caso diciendo “no sé nada sobre el precio de los yates”.

El yate en cuestión, de 134 metros de eslora y denominado Serene, es uno de los mayores “superyates” del mundo. Entre otras instalaciones, el aparato cuenta con 12 habitaciones, un cine, una discoteca, dos bañeras de hidromasaje y una pared de escalada.

tas/mla/bhr/mrk

Comentarios