• Vídeo: Tres meses de infierno en Ruanda
Publicada: domingo, 7 de abril de 2019 10:58

Este 6 de abril, se cumplen 25 años del genocidio de Ruanda, producto del odio entre las etnias hutus y tutsis, así como la indiferencia de la comunidad internacional.

La muerte del presidente ruandés, Juvénal Habyarimana, en 1994 marcó el inicio de los asesinatos en masa, ya que la etnia hutu culpó a la minoría tutsi del fallecimiento. Aunque, otro teoría indica que a Habyarimana lo mataron los suyos (hutus) por firmar unos acuerdos de paz con una guerrilla de mayoría tutsi que ocupaba el norte del país.

En 100 días, el 70 % de la población tutsi de Ruanda fue exterminada y murieron muchos hutus moderados que defendieron a sus vecinos o se negaron a dejar sus casas cuando se dio la orden de evacuación.

El país africano fue escenario del mayor genocidio de los últimos 50 años, todo, ante la mirada indiferente de la comunidad internacional y de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

 

Ciertos países occidentales y el régimen israelí alentaron la matanza vendiendo armas a los radicales hutus. En 2017, el Gobierno ruandés denunció que los funcionarios franceses tenían pleno conocimiento de la preparación del genocidio y “no solo no hicieron nada por evitarlo, sino que armaron a los perpetradores, les apoyaron en la creación y el mantenimiento de un gobierno de transición hutu y trataron de evitar que los responsables fueran llevados ante la justicia”.

bhr/ctl/hnb

Comentarios