• Abdul Wahab al-Mahbashi, miembro del Consejo Político Supremo de Yemen.
Publicada: jueves, 24 de junio de 2021 22:27

Yemen enfatiza que sus victorias en la guerra ante Arabia Saudí obligaron a EE.UU., aliado del reino árabe, a reconocer al movimiento popular Ansarolá.

“Los logros y las victorias en el campo de batalla obligaron a Estados Unidos a reconocer a Ansarolá como una parte legítima en Yemen”, ha dicho este jueves Abdul Wahab al-Mahbashi, miembro del Consejo Político Supremo de Yemen, en declaraciones a la cadena libanesa Al-Mayadeen.

De este modo, Al-Mahbashi ha reaccionado a las afirmaciones del enviado de la Casa Blanca a Yemen, Timothy Lenderking, quien puso de manifiesto la misma jornada que Estados Unidos reconocía al movimiento popular Ansarolá como uno de los actores legítimos del país árabe.

“EE.UU. los reconoce como un actor legítimo, los reconocemos como un grupo que ha logrado avances significativos. Nadie puede desear que estén lejos o fuera del conflicto, así que enfrentemos las realidades que existen sobre el terreno”, ha afirmado Lenderking, aludiendo a Ansarolá.

De hecho, tal y como enfatiza Al-Mahbashi, las declaraciones de Lenderking evidencian una admisión implícita de que Estados Unidos está detrás de la guerra de Yemen, país que desde marzo de 2015 es objeto de bombardeos de Arabia Saudí y sus socios.

 

Washington desempeña un papel clave en la agresión saudí que ha dejado tras de sí un saldo de cientos de miles de civiles yemeníes, incluidos mujeres y niños, muertos y millones más en situación de pobreza extrema.

El bloqueo marítimo, aéreo y terrestre que Arabia Saudí mantiene sobre Yemen ha obstaculizado la importación de alimentos, equipos médicos, etc. necesarios para la vida de los yemeníes, cuya situación se empeora con las sanciones de Estados Unidos.

En un nuevo paso agresivo, el Departamento de Tesoro de EE.UU. impuso el pasado 10 de junio una serie de medidas coercitivas contra varias personas y entidades involucradas en una red internacional que proporciona supuestamente fondos a los combatientes de Ansarolá en Yemen.

ftn/ncl/hnb