• Las fuerzas populares yemeníes tras una operación en la provincia de Marib.
Publicada: miércoles, 31 de marzo de 2021 10:18

Tras los recientes avances de las fuerzas yemeníes en Marib, aliados de la llamada coalición saudí prevén la caída de la ciudad en unos días.

El Ejército yemení, respaldado por el movimiento popular Ansarolá logró el martes victorias en los suburbios occidentales y noroccidentales de la ciudad de Marib (la capital de la provincia homónima (centro-oeste), contra los mercenarios de Arabia Saudí y consiguió recuperar varias zonas, incluidas algunas partes de la localidad de Sirwah y un gran número de guarniciones cercanas al campamento militar de Sahn al-Jin.

En este sentido, el diario libanés Al-Ajbar ha informado este miércoles de los últimos avances de las fuerzas yemeníes en la referida provincia y ha notificado que los círculos tribales afiliados a la coalición saudí-emiratí han advertido de la “caída de la ciudad de Marib dentro de los próximos días”.

El diario ha citado además a varias fuentes que dijeron que los acontecimientos han provocado que las fuerzas saudíes retiren cinco de sus vehículos militares de Marib y llevarlos al paso fronterizo de Al-Wadiah, en la frontera saudí-yemení.

 

El diario ha escrito que en la primera reacción de tribus agresoras a la situación de colapso de sus fuerzas en Marib, uno de los jeques más destacados de los aliados de la llamada coalición saudí, Qaleb Naser Kaalan anunció el martes por la noche en su cuenta de Facebook que “los anuncios engañosos de los combatientes de Al-Islah que intentan distorsionar la opinión pública sobre falsas victorias es lo contrario de lo que realmente está sucediendo en Marib”.

Según la fuente árabe, Naser Kaalan expresó su preocupación sobre los avances de las fuerzas yemeníes hacia Marib durante las últimas semanas y manifestó que en realidad “la caída de Marib ya es definitivo”.

Los fracasos de los fieles al fugitivo expresidente yemení Abdu Rabu Mansur Hadi en el noroeste de Marib coincide con el aumento de los desacuerdos en las líneas del frente de las fuerzas agresoras.

Además, ha coincidido con el abandono de Sagheer bin Aziz, comandante en jefe de las fuerzas leales a Mansur Hadi de Marib hacia la ciudad de Seiyun (sureste de Yemen) y la ola creciente de acusaciones de “traición” entre las fuerzas internas agresoras tras la muerte de su alto comandante, Amin al-Waili en un ataque de las fuerzas yemeníes.

Las fuerzas de Hadi se unen al Ejército yemení

Al-Ajbar ha informado también que, en los últimos dos días, unos 200 soldados y oficiales dejaron las fuerzas del Gobierno dimitido de Hadi y se unieron a las fuerzas yemeníes y los comités populares yemeníes.

Saludando el regreso de estas tropas a los brazos de Saná, el viceministro de Relaciones Exteriores del Gobierno de Salvación Nacional de Yemen, Hussein al-Ezzi, hizo un llamado a todos los que aún siguen luchando para las fuerzas saudíes para que “aprovechen la amnistía de las fuerzas yemeníes y vuelvan a Saná”.

sar/hnb