• Una multitud de manifestantes protestan en la ciudad de Saada, en el noroeste de Yemen, para denunciar la agresión de Arabia Saudí a este país vecino..
Publicada: lunes, 25 de enero de 2021 10:48
Actualizada: lunes, 25 de enero de 2021 11:28

Unas 300 organizaciones globales urgen el fin de la agresión contra Yemen y exigen a la comunidad internacional a detener el apoyo del Occidente a Arabia Saudí.

Como parte de una campaña global “No a la guerra en Yemen”, que ha comenzado este lunes, más de 300 organizaciones internacionales han emitido un comunicado común para exigir una intervención inmediata de la comunidad global para poner fin a la agresión saudí a Yemen.

“Hacemos un llamado a nuestros gobiernos a: detener la agresión extranjera contra Yemen, poner fin al apoyo militar a Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos [EAU], levantar el asedio de Yemen y reabrir todos los puertos marítimos, [y] reavivar y desarrollar la ayuda humanitaria al pueblo yemení”, ha indicado el texto, citado por el portal yemení Al khabar Al Yemeni.

La nota denuncia que, desde 2015, los bombardeos y el asedio de la coalición saudí contra Yemen ha dejado tras de sí a decenas de miles de víctimas mortales entre los yemeníes y han destruido las infraestructuras del país árabe.

Asimismo, remarca que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha descrito la crisis en Yemen como la mayor crisis humanitaria del mundo, con la mitad de la población al borde de la inanición, y mientras uno de cada cuatro personas contagiadas con el nuevo coronavirus, causante de la COVID-19, muere por el virus.

 

En este sentido, ha añadido que “la guerra en Yemen continúa solo porque los países occidentales [específicamente EE.UU. y el Reino Unido] siguen vendiendo sus armas a Arabia Saudí y le brindan apoyo militar y político”.

“Pedimos a la comunidad internacional que proteste contra la guerra en Yemen este lunes 25 de enero”, ha concluido el comunicado.

Protestas en Saada

Este mismo lunes, miles de personas se han reunido en la provincia de Saada, en el noroeste de Yemen, para denunciar la agresión saudí contra Yemen y también la última decisión de EE.UU. de incluir al movimiento popular yemení Ansarolá en la lista negra del terrorismo.

Los manifestantes han portado carteles y pancartas que contenian mensjaes condenatorias de las acciones de EE.UU. y su apoyo a Arabia Saudí, describiendo la guerra en su contra como “una agresión estadounidense”. Además, han coreado consginas de que Estados Unidos es responsable del brutal “genocidio” en Yemen.

nkh/krd/mkh