• Un prisionero yemení herido y liberado por Riad llega al aeropuerto de Saná (capital de Yemen), 15 de octubre de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: viernes, 16 de octubre de 2020 8:59

Un alto funcionario yemení revela la conducta criminal de las autoridades saudíes respecto a los cautivos yemeníes en las cárceles del reino árabe.

El Ejército y los comités populares yemeníes, y la llamada coalición liderada por Arabia Saudí acaban de intercambiar 1081 presos en virtud de un pacto alcanzado en Suiza.

El intercambio fue realizado en el marco de un pacto alcanzado a finales de septiembre por el movimiento popular yemení Ansarolá y el gobierno dimitido de Yemen, al final de la cuarta ronda de contactos entre ambas partes.

Sin embargo, el viceministro de Información de Yemen, Fahmi al-Yusefi, denunció el jueves las condiciones de detención miserables de los presos yemeníes en las cárceles saudíes.

“En las prisiones de Arabia Saudí, mataron a varios cautivos y vendieron los órganos de sus cuerpos”, reveló Al-Yusefi en una entrevista con la cadena libanesa Al Mayadeen, donde también refutó las prácticas de tortura ejercidas por los saudíes contra los retenidos.

 

El funcionario yemení, del mismo modo, acusó a Riad de “practicar el engaño al implementar los acuerdos”, señalando que “la falta de credibilidad” de la contraparte evidencia que Arabia Saudí “no está interesada en lo pactado”.

En este sentido, Ali al-Qahum, un miembro del consejo político de Ansarolá, dijo, por su parte, a Al Mayadeen, que “el enemigo trató de detener el proceso de intercambio de prisioneros”.

Ya han transcurrido más de cinco años desde el inicio de la agresión saudí al país más pobre del mundo árabe con la intención de restaurar en el poder al expresidente fugitivo yemení, Abdu Rabu Mansur Hadi, un conflicto en el que los ataques de Riad y sus aliados se han cobrado la vida de unos 17 000 civiles yemeníes, según la última cifra proporcionada por el Ministerio de Derechos Humanos de Yemen.

El régimen saudí y los Emiratos Árabes Unidos (EAU) además dirigen varias cárceles secretas dentro de Yemen, con numerosos informes de graves violaciones de derechos humanos en las instalaciones.

Entretanto, el fortalecimiento del poder disuasorio de las fuerzas yemeníes ha provocado un cambio fundamental en el equilibrio del poder en la guerra de Yemen. De hecho, el Ejército y los comités populares de Yemen han logrado infligir grandes daños a las posiciones de los agresores.

tqi/ktg/myd/mkh