• Soldados saudíes hacen fila en un aeródromo en la provincia yemení de Marib, 26 de enero de 2018. (Foto: Reuters)
Publicada: sábado, 26 de septiembre de 2020 9:41

Un informe revela tortura masiva de los civiles por parte de los oficiales y agentes de Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos (EAU) en las cárceles de Yemen.

La Organización SAM para los Derechos y las Libertades, con sede en Ginebra (Suiza), reveló el viernes mediante un informe que las fuerzas afiliadas al expresidente fugitivo yemení, Abdu Rabu Mansur Hadi, han detenido y hecho desaparecer a muchos civiles durante los últimos cuatro años en la provincia de Hadramaut (sureste de Yemen), bajo la supervisión de Arabia Saudí y los EAU.

De acuerdo con la nota, Riad y Abu Dabi han supervisado la tortura de decenas de civiles que fueron arrestados en Hadramaut en el marco de una llamada operación contra el grupo terrorista Al-Qaeda y siguen arrestados en la prisión central de Al-Mukala.

El informe afirma que los agentes de inteligencia saudíes y afines a Mansur Hadi han sido los encargados del proceso de interrogatorio y tortura de los civiles. Citando a testigos, la nota revela la implicación de tres oficiales saudíes, a saber, Al-Jalidi, Badr al-Otaibi y Abu Nawwaf, en las prácticas de tortura.

 

SAM informó que los civiles han sido retenidos en la cárcel de Al-Mukala sin juicio, mientras algunos de ellos fueron trasladados a la prisión Dahban, ubicada en el territorio saudí.

Entre los detenidos, se lee en el texto, figuran dos niños que siguen retenidos desde que fueron arrestados en la ciudad de Seiyun (en Hadramaut) en 2016.

“Fueron arrestados por unidades militares pertenecientes a las fuerzas apoyadas por Arabia Saudí, y fueron detenidos en la prisión de Al-Mud en la ciudad de Seiyun, antes de ser trasladados a la prisión de Al-Mukala”, detalla el texto.

Desde marzo de 2015, Riad y Abu Dabi han estado librando una guerra en Yemen con la ayuda de sus aliados regionales. La guerra ha tenido como blanco a los civiles, niños y mujeres yemeníes y ha dejado decenas de miles de muertos entre la población autóctona.

Entretanto, el régimen saudí y los Emiratos Árabes Unidos dirigen varias cárceles secretas dentro de Yemen, con numerosos informes de graves violaciones de derechos humanos en las instalaciones.

De hecho, últimamente, se ha difundido varios informes que evidencian torturas y abusos sexuales contra los yemeníes presos en su propio país. Amnistía Internacional (AI) ha llamado a realizar urgentes investigaciones sobre presuntas torturas cometidas en centros de detención emiratíes en Yemen.

tqi/ktg/ftn/mjs