• El Ejército yemení exhibe sus misiles y aviones no tripulados en Saná (capital).
Publicada: viernes, 20 de septiembre de 2019 18:01
Actualizada: viernes, 20 de septiembre de 2019 19:38

El movimiento popular yemení Ansarolá anuncia que dejará de atacar a Arabia Saudí con misiles y aviones no tripulados (drones) y urge reciprocidad al reino árabe.

Las fuerzas yemeníes “se reservan el derecho a responder, en caso de que no haya una respuesta a esta iniciativa”, ha recalcado este viernes Mahdi al-Mashat, presidente del Consejo Político Supremo de Yemen.

En declaraciones recogidas por la agencia yemení de noticias SABA, Al-Mashat ha enfatizado que “la continuación de la guerra no favorece los intereses de nadie y, por el contrario, podría llevar a graves acontecimientos que no queremos que tengan lugar”, ha aseverado.

En esta misma línea, ha urgido al régimen de Riad y sus aliados a frenar el brutal bloqueo que mantienen contra el pueblo yemení, permitan el reinicio de las operaciones en el aeropuerto de Saná, la capital yemení, y “dejen de interceptar barcos” que van a la ciudad portuaria de Al-Hudayda (oeste).

Las fuerzas yemeníes se reservan el derecho a responder, en caso de que no haya una respuesta a esta iniciativa”, ha recalcado Mahdi al-Mashat, presidente del Consejo Político Supremo de Yemen, acerca del anuncio del movimiento popular Ansarolá de Yemen sobre el cese de sus ataques con drones y misiles a Arabia Saudí, pidiendo reciprocidad al reino árabe.

 

El anuncio de las fuerzas yemeníes se produce una semana después de que lanzaron certeros ataques con drones contra instalaciones vitales de la compañía petrolera saudí Aramco, provocando una gran destrucción que ha derivado en la interrupción de la producción de 5,7 millones de barriles de petróleo saudí, que equivalen a un 6 % de la producción mundial.

El movimiento Ansarolá ha resaltado que la exitosa ofensiva contra la petrolera saudí fue una respuesta natural a la continua agresión de Arabia Saudí contra Yemen, advirtiendo que las próximas acciones de represalia yemeníes serán “más duras y más dolorosas”, si el régimen de los Al Saud no pone fin a sus bombardeos y no levanta el bloqueo contra el país más pobre del mundo árabe.

Los constantes ataques de represalia yemeníes, efectuados con drones y misiles de fabricación propia, han puesto en jaque al régimen agresor de Arabia Saudí, que gasta millones de dólares en la compra de armas y equipamientos militares a ciertos países occidentales, como Estados Unidos, el Reino Unido y Francia.

LEER MÁS: Ansarolá: Yemen afronta a países más poderosos y ricos del mundo

mnz/ctl/mkh

Comentarios