• Los residentes buscan entre los escombros en un barrio destruido de Saná, capital yemení, por un ataque aéreo de la coalición liderada por Riad.
Publicada: lunes, 19 de agosto de 2019 5:28

Un grupo de expertos de la ONU ha encontrado bombas de fabricación británica en una zona que sufrió ataques aéreos de Arabia Saudí en la capital de Yemen.

Según un informe, publicado el domingo por el diario británico The Guardian, un panel de expertos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) descubrió fragmentos de sistemas de misiles de guía láser de fabricación británica en una región ubicada en Saná que fue blanco de ataques aéreos de Arabia Saudí y sus aliados.

Los empleados afirmaron que entre los restos encontrados se halló parte de una matrícula en la que venía estampado el nombre de EDO MBM Technology Ltd, una compañía de armas con sede en Brighton, localidad situada en el sur del Reino Unido.

Las piezas de los misiles, conforme al diario, fueron descubiertas en el sitio luego de que en septiembre de 2016 este lugar fuera objeto de ataques aéreos por parte de la llamada coalición liderada por Arabia Saudí.

Los ataques en cuestión contra el pueblo yemení, que según los mismos expertos constituyen una violación flagrante del derecho internacional humanitario, tuvieron lugar un mes después de que el entonces ministro de Asuntos Exteriores del Reino Unido y el actual premier, Boris Johnson, dijera que estaba contento al permitir la venta de armas a Riad para que sean utilizadas en el país más pobre del mundo árabe.

Los funcionarios de la ONU han encontrado, de igual modo, fragmentos de otros misiles de fabricación británica en otro sitio industrial de Saná luego de que se produjera un segundo ataque nueve días después del primero, recoge The Guardian.

Esta revelación es una acusación condenatoria de una política que es imprudente en su desprecio por el daño a la población civil”, comenta la doctora Anna Stavrianakis, profesora titular de relaciones internacionales de la Universidad de Sussex, en el sureste del Reino Unido.

Vista aérea de un complejo de fábricas civiles en Saná, capital yemení, donde se encontraron las partes de las bombas británicas.

 

“Esta revelación es una acusación condenatoria de una política que es imprudente en su desprecio por el daño a la población civil”, comenta al respecto la doctora Anna Stavrianakis, profesora titular de relaciones internacionales de la Universidad de Sussex, en el sureste del Reino Unido, citada por el diario.

LEER MÁS: Oenegés piden a ONU señalar a Riad por masacre de civiles en Yemen

Las autoridades yemeníes, por su parte, han condenado en varias ocasiones el apoyo armamentístico de algunos países occidentales, entre ellos el Reino Unido y EE.UU. a Riad y sus aliados en su campaña brutal que libran desde 2015 contra Yemen.

LEER MÁS: Informe: Guerra saudí contra Yemen deja más de 91 mil muertos

LEER MÁS: ONU: Agresión saudí en Yemen causará 500 000 muertos hasta 2020

Londres, junto a Washington, ha aprovechado la oportunidad para cerrar multimillonarios acuerdos armamentísticos con el régimen de Riad. Citando datos del Ministerio de Comercio Internacional del Reino Unido, la cadena británica Sky News informó en marzo de que Londres ha vendido armas por un valor estimado en 5700 millones de libras esterlinas (casi 7400 millones de dólares) a Arabia Saudí y sus aliados desde el inicio del conflicto.

LEER MÁS: Relación sucia: Armas para Riad, millones de libras para Londres

mtk/krd/mkh

Comentarios