• Jordan Goudreau, un mercenario gringo que formó parte de un golpe de Estado contra el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.
Publicada: domingo, 3 de mayo de 2020 17:12

Un veterano de guerra estadounidense lideró un “peligroso” intento fallido para acabar con el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, revela AP.

La agencia estadounidense de noticias informó el viernes, en un largo reportaje, de un plan ideado por el exmilitar venezolano Clíver Alcalá Cordones —involucrado en un complot golpista urdido por la oposición venezolana en colaboración con Colombia y EE.UU. en medio de la pandemia del nuevo coronavirus, causante de la COVID-19, en el país suramericano— para derrocar a Maduro.

El exmilitar estadounidense Jordan Goudreau, un veterano que actuó como médico de las fuerzas especiales del país norteamericano en las invasiones de Irak y Afganistán, y luego fue condecorado por su “valentía”, dirigió este proyecto golpista, frustrado por el Gobierno de Venezuela.

Unos 300 voluntarios fuertemente armados se colarían en Venezuela desde el extremo norte de América del Sur. (…) En el camino, iban a atacar las bases militares del país y provocar una rebelión popular que terminaría con el arresto de Maduro”, hizo público The Associated Press (AP).

Goudreau, de acuerdo con los entrevistados por la aludida agencia, es un combatiente talentoso y, una semana después de la intentona fallida del 30 de abril de 2019 contra el líder chavista, se reunió con un grupo de militares y funcionarios venezolanos involucrados en dicho plan para abordar el nuevo proyecto.

Sin embargo, la planificación de la operación no pudo alcanzar su objetivo debido a una escasa proyección, disputas entre los políticos opositores y una fuerza mal entrenada con pocas posibilidades de vencer, según se desprende del informe, escrito por el periodista Joshua Goodman.

 

“No vas a eliminar a Maduro con 300 hombres hambrientos y sin entrenamiento”, confirmó Ephraim Mattos, un exmarine de la Armada de EE.UU. que se encargó de entrenar a un número de los posibles combatientes en primeros auxilios, en declaraciones concedidas a AP.

El Gobierno de Venezuela denunció el pasado 25 de marzo un nuevo plan terrorista, organizado desde Colombia, para provocar acciones desestabilizadoras en el país y atentar contra Maduro.

En medio de la emergencia sanitaria provocada por la pandemia del coronavirus, los organismos de inteligencia venezolanos descubrieron que estas acciones pretendían introducir en el país sudamericano diverso material para realizar ataques, como armamento y artefactos explosivos.

No es el primer intento fallido de Washington y sus títeres para orquestar un golpe de Estado contra el Gobierno legítimo de Venezuela, pues la República Bolivariana ha frustrado ya múltiples planes y conspiraciones para derrocar a Maduro, gracias a la lealtad del pueblo y los militares.

A este respecto, el ministro de Interior y Justicia de Venezuela, Néstor Reverol, ha afirmado este mismo domingo que su país ha frustrado un intento de “invasión marítima” de Colombia.

msm/anz/mkh/rba