• Rodríguez: Colombia cuela mercenarios para ataques en Venezuela
Publicada: martes, 7 de abril de 2020 6:15
Actualizada: miércoles, 8 de abril de 2020 0:26

Venezuela denuncia intento de Colombia de ingreso de paramilitares al país para sembrar violencia, por lo que decreta toque de queda en los municipios fronterizos.

“Factores de poder que hacen vida en el Gobierno de Colombia, están aprovechando la generosidad del Gobierno Bolivariano y del pueblo de Venezuela y están tratando de colar paramilitares, desertores, mercenarios que vienen a sembrar violencia a Venezuela”, afirmó el lunes el ministro venezolano de Comunicación e Información, Jorge Rodríguez.

Rodríguez indicó que las autoridades del país han descubierto el intento de pasar de estos grupos violentos provenientes de Colombia que aprovechaban la vuelta al país de ciudadanos venezolanos a causa de la pandemia del nuevo coronavirus, denominado COVID-19, señalando que se trata de un plan de “factores de poder” colombianos.

Al respecto, informó que han podido capturar el mismo lunes a tres paramilitares y a un mercenario, el cual se entrenó en uno de los campamentos situados en el municipio colombiano de Riohacha y que eran coordinados por Clíver Alcalá Cordones –un general retirado del Ejército de Venezuela y colaborador del líder golpista Juan Guaidó–. De acuerdo con el ministro, la identidad de estos sujetos y su vinculación con los planes terroristas serán reveladas este martes.

Ante tal situación, ha explicado que el Gobierno venezolano ha decidido implantar el toque de queda en la ciudad fronteriza de San Antonio, en el departamento de Bolívar, y en el municipio de Ureña, en el departamento de Táchira, entre las 16.00 y las 10.00 horas.

Además, el Gobierno del país bolivariano tomará las huellas e identificará a cada una de las personas que ingresen en el país para averiguar si carecen o no de antecedentes penales. “Las ciudadanas y ciudadanos que ingresen a Venezuela deberán mantener cuarentena de al menos 14 días”, enfatizó Rodríguez.

Las relaciones entre Bogotá y Caracas se han deteriorado de manera considerable en los últimos años después de que Colombia secundara a EE.UU. en su decisión de reconocer a Juan Guaidó, quien se autoproclamó en enero de 2019 “presidente interino” venezolano.

Las autoridades venezolanas rechazan tajantemente las retóricas de Colombia contra su país. En este sentido, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, que denuncia la subordinación de Bogotá a Washington, rompió las relaciones con Colombia, al asegurar que Bogotá busca crear “falsos positivos” para provocar un conflicto armado entre ambos países vecinos.

nkh/msm/rha/mkh