• El canciller venezolano, Jorge Arreaza, habla con la prensa desde la sede de la ONU en Nueva York, 14 de febrero de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: jueves, 21 de febrero de 2019 1:52
Actualizada: jueves, 21 de febrero de 2019 4:49

El Gobierno de Venezuela ha pedido a 46 países que actúen en la ONU a favor de la paz y rechacen juntos una eventual intervención militar de EE.UU. en el país.

Caracas ha invitado este miércoles a Rusia, China, Irán, Cuba y varios otros países a una reunión para el viernes, en las Naciones Unidas, sobre Venezuela, a través de una carta a la que ha tenido acceso la agencia francesa de noticias AFP.

El encuentro se celebraría con el canciller venezolano, Jorge Arreaza, en la misión del país bolivariano en la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y, según la fuente, “en favor de la defensa de la paz y los principios consagrados en la Carta de las Naciones Unidas”.

El Gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro, ha adjuntado a la invitación el borrador de una misiva que será dirigida al secretario general del ente internacional, António Guterres, quien ha reconocido el nuevo mandato presidencial de Maduro y rechazado posicionarse a favor del golpista Juan Guaidó. Se espera que la carta sea firmada por los 46 países.

Conforme al borrador, los Estados manifiestan su preocupación por las amenazas del uso de la fuerza para generar un golpe de Estado contra el mandatario venezolano por parte de EE.UU., y apoyado por el mismo presidente autoproclamado Guaidó, actual jefe de la opositora Asamblea Nacional (AN) venezolana —declarada en desacato desde 2016—.

 

De igual modo, piden a Guterres que promueva “no solo una solución política entre los venezolanos, sino que frene todos los llamados a una solución militar”.

En este mismo contexto, el Gobierno chavista anunció el 14 de febrero en la ONU la creación de un grupo de unos 50 países para la defensa de los derechos establecidos por la Carta de la ONU y contra la amenaza de la coerción y el uso de “las Fuerzas Armadas” y a favor del respeto al principio de “la no injerencia en los asuntos” de otras naciones.

En el seno de las Naciones Unidas existen diferencias de opiniones sobre la situación actual del país caribeño: el ente está dividido entre los países encabezados por Washington, que reconocen la autoproclamación de Guaidó, y los que respaldan a Maduro, quien ganó en mayo de 2018 las presidenciales de su país.

Los países que respaldan a Caracas aseguran que respetan el principio de la no intervención y que no existen bases legales para legitimar el estatuto para la transición de Guaidó, declarado nulo por la Justicia venezolana; mientras tanto, Washington y sus aliados redoblan su supuesto apoyo humanitario al país, con el que, de acuerdo con Maduro, buscan una intervención militar en Venezuela.

mtk/anz/nlr/rba

Comentarios