• El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, habla durante un mitin.
Publicada: domingo, 9 de mayo de 2021 0:33
Actualizada: domingo, 9 de mayo de 2021 1:45

El presidente de Turquía tilda de “terrorista” al régimen de Israel y censura sus recientes atrocidades perpetradas en la explanada de Mezquita Al-Aqsa.

Israel, estado terrorista cruel, ataca de manera salvaje y carente de ética a los musulmanes en Al-Quds (Jerusalén) que no tienen más preocupación que proteger sus hogares y su país milenario, así como sus valores  sagrados”, ha denunciado Recep Tayyip Erdogan, en un discurso pronunciado el sábado por la noche.

El mandatario turco ha criticado, de este modo, los “atroces ataques” de las fuerzas israelíes contra fieles palestinos que se encontraban en la explanada de Mezquitas Al-Aqsa en Al-Quds para realizar el  rezo de la tarde en el último viernes del mes sagrado de Ramadán—fecha en que se rememora el Día Mundial de Al-Quds—. Según la Media Luna Roja Palestina, al menos 205 palestinos resultaron heridos durante los enfrentamientos acaecidos cerca del recinto sacro.

Además, en un mensaje emitido en su cuenta en Twitter, Erdogan ha reiterado el firme apoyo de Turquía a los palestinos “en todas las circunstancias”, subrayando que Al-Aqsa es la primera Qibla (dirección de la oración) del mundo islámico.

 

Las tensiones han aumentado desde hace unos días, después de que un tribunal israelí ordenara el desalojo de familias palestinas del barrio de Sheij Yarrah, en Al-Quds, permitiendo la entrada masiva de colonos israelíes a esa localidad.

Ante tal coyuntura, el Alto Comité palestino para el Seguimiento de los Ciudadanos Árabes hizo el viernes un llamado a las delegaciones de pueblos y ciudades a que, este sábado por la noche, entraran en la Mezquita Al-Aqsa y al barrio de Sheij Yarrah.

El Movimiento de Resistencia Islámica de Palestina (HAMAS) ha asegurado que defenderá la Mezquita Al-Aqsa y el barrio de Sheij Yarrah con todo, y responderá a cualquier agresión sionista. Asimismo, en un mensaje al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, le advirtió de “que no jugara con fuego”.

msm/ncl/rba