• Policía de Macedonia lanza gases lacrimógenos contra refugiados en Idomeni
Publicada: domingo, 10 de abril de 2016 16:45
Actualizada: domingo, 10 de abril de 2016 20:07

La Policía de Macedonia ha usado este domingo gases lacrimógenos para hacer retroceder a inmigrantes de la valla que separa Macedonia de Grecia y donde está instalado un campamento de refugiados.

Los gases fueron empleados contra un grupo de más de 500 personas que se había congregado en la frontera en el campamento provisional de Idomeni entre Grecia y Macedonia. Fuentes de la Policía griega han indicado que había "tensión" en la zona pero declinaron realizar más comentarios.

Los inmigrantes empujaban contra la valla desde el lado griego de la frontera. La alambrada sigue aquí, no han pasado a través de ella", ha afirmado un responsable macedonio.

Un responsable macedonio que pidió permanecer en el anonimato dijo que un numeroso grupo de solicitantes de asilo abandonaron el campamento de Idomeni e irrumpieron hacia la valla.

"Lanzaron piedras contra la policía macedonia y la policía respondió empleando gases lacrimógenos", ha señalado la fuente.

"Los inmigrantes empujaban contra la valla desde el lado griego de la frontera. La alambrada sigue aquí, no han pasado a través de ella", ha afirmado.

Más de 10.000 personas refugiadas e inmigrantes han estado viviendo desde febrero en el campamento temporal, atrapados después de que los países balcánicos cerraran las fronteras por el flujo de inmigrantes que entraba en sus países.

Los inmigrantes en Idomeni piden que se abra la frontera con Macedonia, pero no se ha dejado pasar a nadie durante semanas.

Las autoridades griegas han tratado de convencer a la gente que vive en el campamento de que se dirijan a campamentos de recepción, sin tener gran éxito hasta la fecha.

Al menos "260 migrantes resultaron heridos" en choques con la policía macedonia que "usó gases lacrimógenos y balas de plástico", indicó a la AFP un responsable de Médicos Sin Fronteras (MSF).

Según el pacto logrado entre los líderes europeos y Turquía, la Unión Europea (UE) deportará al país euroasiático a todos los migrantes irregulares, incluidos a los refugiados sirios, que han llegado a Grecia a partir del 20 de marzo.

La deportación de los solicitantes de asilo que llegan a Grecia, mayormente desde los países azotados por conflictos como Siria e Irak, ha generado mucha preocupación y críticas entre las organizaciones pro derechos humanos, entre ellos el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los refugiados (ACNUR) y Amnistía Internacional (AI).

Según el último informe de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), un total de 169.060 migrantes y refugiados han llegado a Europa en los tres primeros meses de este año a través del mar Mediterráneo.

mah/ktg/mrk

Comentarios