• Vista general de la aldea de Majdal Shams en los altos del Golán sirio ocupado por Israel, 28 de diciembre de 2021. (Foto: AFP)
Publicada: viernes, 21 de enero de 2022 1:18
Actualizada: viernes, 21 de enero de 2022 1:45

Rusia expresa preocupación por el plan israelí de construir más viviendas en el ocupado Golán y asevera que esa zona es parte integral del territorio de Siria.

Nuestra preocupación por el plan recientemente anunciado para expandir los asentamientos israelíes en los altos del Golán está creciendo”, afirmó Dmitry Polyanski, representante permanente adjunto de Rusia ante las Naciones Unidas.

Durante una reunión del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU), el diplomático ruso explicó el miércoles que la preocupación no es solo por el progreso de las medidas relacionadas con la construcción del llamado asentamiento “Trump Heights” (Altos de Trump)—anunciado en 2020—, sino también por la construcción de nuevas colonias de “Asif” y “Matar” en la zona que se considera el suelo de Siria.

Polyanski declaró asimismo que los esfuerzos del régimen sionista para aumentar el número de israelíes en los aludidos altos contradicen la Convención de Ginebra. “Reiteramos la oposición de Rusia al reconocimiento de la soberanía israelí sobre los altos del Golán, que es una parte integral de Siria”, resaltó.

Siria: Recuperemos todo el Golán usurpado

Por su parte, Basam al-Sabaq, representante permanente de Siria ante las Naciones Unidas, reiteró el derecho de su país a recuperar por completo esta tierra ocupada por Israel, por todos los medios posibles garantizados en el derecho internacional.

 

Al-Sabaq aseveró que todas las medidas tomadas por el régimen de Tel Aviv para cambiar el estatus legal del territorio sirio son nulas y sin efecto, además de carecer de efecto legal alguno bajo las resoluciones de la ONU.

Además, exhortó al Consejo de Seguridad a asumir sus responsabilidades en virtud de la Carta de las Naciones Unidas y responsabilizar al régimen de ocupación por sus acciones y comportamiento equivocados, obligándole a poner fin a la ocupación.

Por otro lado, el funcionario sirio criticó al enviado de las Naciones Unidas para Asia Occidental, Tor Wencesland, por no incluir en sus reportes ninguna información sobre las actividades hostiles de los colones israelíes en el Golán sirio y los reiterados ataques contra el territorio sirio.

Al respecto, dijo que la continuación histérica de esos ataques constituye una violación flagrante al Acuerdo de Separación de Fuerzas de 1974 y de las resoluciones de la ONU relacionadas con el territorio ocupado sirio.

¿Quién contra quién en la disputa?

Israel ocupó la mayor parte de la meseta siria del Golán tras la guerra de los Seis Días en 1967 e incorporó ese territorio sirio a su sistema jurídico en 1981, lo que significa una anexión de facto. Muchos países y organizaciones del mundo rechazan dicha incorporación.

El Gobierno sirio también ha reafirmado repetidamente su soberanía sobre la zona en cuestión, diciendo que no escatimará esfuerzos hasta restaurar su control de toda esa región.

nkh/ncl/mrg