• La sede de la Cancillería siria en Damasco, la capital.
Publicada: viernes, 23 de julio de 2021 9:20

Siria denuncia que la llamada “autonomía” no es más que un proyecto para ofrecer servicios gratuitos a los ocupantes Estados Unidos y Turquía.

El Ministerio sirio de Asuntos Exteriores anunció el jueves que la llamada “autonomía” es un mero plan destinado a debilitar el país árabe ante las conspiraciones y materializar los intereses de EE.UU., así como proporcionar servicios directos e indirectos al agresor turco.

“Los grupos de la llamada ‘autonomía’ en la región nororiental de la República Árabe Siria, apoyados por las fuerzas de ocupación estadounidenses y otros países coloniales, están de gira por algunos Estados occidentales para promover sus proyectos separatistas, que fueron rechazados por todos los componentes del pueblo sirio”, se lee en el texto, citado por la agencia siria oficial noticias, SANA.

De hecho, reza la nota, tales grupos, que buscan el respaldo del Occidente para sus ilusiones, son fuerzas que conspiran contra Siria, cuyo pueblo no ofrece ningún apoyo a tales sueños.

 

“Esto demuestra su aislamiento del pueblo sirio que, en los últimos 10 años, logró decisivas victorias contra los grupos terroristas que trataron de destruir Siria, su civilización y sus logros económicos, culturales y humanistas”, añade.

Siria derrotará enemigos internos y externos

Es más, prosigue, la verdadera intención de los separatistas es prestar un servicio “a sus amos que conspiran contra el pueblo sirio, saquean sus riquezas y trabajan para violar su integridad territorial”.

Al mismo tiempo, advierte a estas bandas de las consecuencias de sus actos conspiratorios contra la soberanía y la independencia de su patria. “Siria reitera que […] derrotará a los enemigos de la patria sean internos o externos”, recalca.

El Gobierno sirio hizo tal declaración después de que la denominada Administración Autónoma del Norte y el Este de Siria (AANES, por sus siglas en inglés) reclamara el domingo a las Naciones Unidas su reconocimiento como país.

Damasco, no obstante, considera segregacionista y promete contrarrestar cualquier plan de autonomía en su territorio nacional.

ftn/ctl/tqi