• El presidente sirio, Bashar al-Asad, durante una reunión en Damasco, la capital, 4 de mayo de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: viernes, 5 de junio de 2020 15:34
Actualizada: viernes, 5 de junio de 2020 17:53

La asesora del presidente sirio, Bashar al-Asad, denuncia las presiones de EE.UU. y reitera la “alta confianza” de Damasco en Irán y Rusia, como sus aliados.

En una entrevista concedida al diario sirio Al-Watan, publicada este viernes, Buzaina Shaaban ha descrito como “estratégica” la alianza entre Damasco y Moscú, y ha indicado que la solicitud del presidente ruso, Vladimir Putin, de expandir las bases aérea y naval de Rusia en Siria supone otro paso en apoyo a las relaciones entre ambos países.

La funcionaria siria ha advertido, además, que cualquier “duda” suscitada sobre las relaciones de Siria con Irán y Rusia sirve a los intereses de los enemigos y son ellos mismos la fuente de tales rumores. “Lo importante es que nuestra confianza sea alta en nosotros mismos y nuestros aliados”, ha subrayado.

Por otro lado, la funcionaria siria se ha referido a las nuevas sanciones impuestas por EE.UU. contra el pueblo sirio, en el marco de la “Ley César”, para luego denunciar que estos embargos apuntan también a los aliados de Damasco, entre ellos Rusia e Irán.

“Eso no es nada sorprendente”, ha agregado, pues, conforme a varios centros de estudios occidentales e israelíes, “lo más peligroso que resultó en la guerra siria es la alianza que surgió entre Siria, Irán, El Líbano e Irak”, ha añadido.

 

Tras tachar de “imposibles” las condiciones que Washington ha impuesto para derogar la “Ley César”, Shaaban ha enfatizado que tales requisitos suponen, en realidad, la derogación de la soberanía siria. “Si quisiéramos someternos a estas condiciones, los sirios no habrían librado una guerra de nueve años”, ha insistido.

Entretanto, la consejera política y de información en la Presidencia de Siria ha destacado que el Gobierno de Damasco nunca permitirá la ocupación de su territorio, y recalcado que la hoja de ruta desarrollada por Al-Asad, desde el comienzo de la crisis en Siria, ha dado resultado y ha conducido a la liberación de la mayor parte del país árabe del terrorismo.

“No hay muchos países en el mundo que tengan el coraje de decidir independientemente, considerando que la guerra contra Siria es una guerra contra su decisión independiente, porque se negó a ser un Estado dependiente y ejecutar lo que se le dicta”, ha afirmado, antes de aseverar que la posición de Damasco es la resistencia contra la ocupación y el terrorismo.

fmk/anz/msm/rba