• Los integrantes del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá).
Publicada: jueves, 30 de abril de 2020 22:21
Actualizada: viernes, 1 de mayo de 2020 18:27

Las Cancillerías de Siria e Irán condenan la decisión de Alemania de designar al movimiento Hezbolá de El Líbano como una organización terrorista.

El Ministerio del Interior de Alemania ha anunciado este jueves la prohibición de toda actividad del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá) en su territorio y lo ha designado como una “organización terrorista”.

A través de un comunicado, el Ministerio sirio de Asuntos Exteriores y Expatriados ha condenado “la decisión injusta” en los términos más enérgicos indicando que tal medida es como “una legión de honor” para Hezbolá y un claro reconocimiento de su papel en combatir al régimen de ocupación de Israel y frustrar los planes de Occidente contra los derechos del pueblo árabe.

“La decisión del Gobierno alemán representa francamente su rendición ante los dictados del sionismo mundial y su atroz sujeción a las políticas estadounidenses que apoyan a la entidad de ocupación”, ha apuntado, según informa la agencia estatal siria de noticias SANA.

De hecho, ha agregado, la decisión claramente pone de relieve que Alemania no tiene soberanía e independencia en su política interna y externa desde el final de la Segunda Guerra Mundial en 1945.

 

A su vez, el portavoz de la Cancillería de Irán, Seyed Abás Musavi, ha condenado enérgicamente la medida de Berlín, denunciando que algunos países europeos toman posiciones ignorando las realidades de la región de Asia Occidental y teniendo en consideración los objetivos del régimen de Israel y EE.UU.

“La decisión (…) se tomó con total falta de respeto al Gobierno y al pueblo de El Líbano, ya que Hezbolá siempre ha sido una parte oficial y legítima del Gobierno y el Parlamento de este país, y un partido político influyente en el proceso de la estabilización política en El Líbano, que cuenta con el apoyo del pueblo libanés y la región”, ha agregado.

Conforme a Musavi, Alemania declara este movimiento como “terrorista” mientras desempeña un rol importante en la lucha contra la banda takfirí EIIL (Daesh, e árabe) en la zona, pues Berlín debe rendir cuentas por las consecuencias negativas de su decisión sobre la lucha contra los verdaderos grupos terroristas en la región.

ftn/rha/mjs