• El presidente del Parlamento de Irán, Ali Lariyani (izda.) y el líder de Hezbolá, Seyed Hasan Nasralá, en Beirut, capital libanesa,17 de febrero de 2020.
Publicada: martes, 18 de febrero de 2020 10:53
Actualizada: martes, 18 de febrero de 2020 11:25

Irán asevera que el Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá) ha restringido el aventurismo de Israel contra el territorio libanés.

Si no fuera por la Resistencia, el régimen sionista se habría atrevido a cometer crímenes más hostiles contra El Líbano”, afirmó el lunes el presidente de la Asamblea Consultiva Islámica de Irán (Mayles), Ali Lariyani, en una rueda de prensa en la embajada del país persa en Beirut, capital libanesa.

La autoridad iraní denunció la decisión de ciertos países occidentales, entre ellos Estados Unidos y el Reino Unido, de incluir al movimiento de Resistencia en su lista de organizaciones “terroristas”.

“Hezbolá no es terrorista, no permitiremos que ningún país lo incluya en la lista de organizaciones terroristas. Hezbolá apoya a la nación libanesa”, apostilló.

 

Lariyani condenó también el asesinato “cobarde” del comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI), el teniente general Qasem Soleimani, y lo tachó de un crimen terrorista que evidencia la debilidad de Estados Unidos.

Al respecto, afirmó que Washington debería saber que la República Islámica de Irán está más decidida a lograr sus objetivos, y adujo que las manifestaciones masivas en el país persa confirman este asunto.

En cuanto a los viajes que hizo a Siria y El Líbano, el presidente del Parlamento de Irán dejó claro que para reforzar más la integridad entre las fuerzas del Eje de la Resistencia no es necesario realizar viajes oficiales. Él, durante su visita al territorio libanés se reunió con el secretario general de Hezbolá, Seyed Hasan Nasralá; el líder del movimiento de la Yihad Islámica Palestina, Ziyad al-Najalah; el presidente libanés, Michel Aoun; y también con el primer ministro, Hasan Diab.

Dichos encuentros tuvieron lugar unos días después de la formación del nuevo Gobierno libanés, encabezado por Diab. La aprobación del nuevo Gobierno libanés se produjo después de que el Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá) y sus aliados acordaran la formación de un gabinete que aborde con urgencia los problemas económicos.

El Departamento del Tesoro del Reino Unido incluyó en enero a Hezbolá a su lista de organizaciones terroristas acusándolo de actividades desestabilizadoras en la región de Asia Occidental.

Hezbolá, a su vez, denunció la medida británica, que mostró “obediencia servil” de Londres a Washington y lo calificó como un “insulto” al pueblo libanés que considera a Hezbolá como una fuerza política y popular importante.

msm/lvs/nlr/mkh

Comentarios