• Drusos sirios se congregan en una localidad en los altos del Golán para protestar contra la ocupación israelí.
Publicada: lunes, 25 de marzo de 2019 16:43
Actualizada: lunes, 25 de marzo de 2019 18:15

Damasco condena la decisión de Donald Trump de reconocer como territorio israelí los altos del Golán, tachándola de “ataque” a la integridad territorial de Siria.

“En un ataque flagrante a la soberanía e integridad territorial de Siria, el presidente de Estados Unidos reconoció la anexión del Golán sirio”, denuncia una fuente del Ministerio de Relaciones Exteriores, citado por la agencia siria oficial de noticias SANA.

Este lunes, el inquilino de la Casa Blanca ha firmado una proclama que reconoce la soberanía israelí sobre los disputados altos del Golán. La proclamación fue firmada poco después de una comparecencia junto al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, quien agradeció al mandatario republicano su apoyo a Israel y destacó que Washington ya reconoció Al-Quds (Jerusalén) como capital israelí.

La movida de Trump, agrega la fuente de la Cancillería siria, encarna la “alianza orgánica” entre Washington y el régimen de Tel Aviv contra Damasco y convierte al país norteamericano en el “enemigo” número uno de los árabes por su apoyo y “protección ilimitada a la entidad usurpadora israelí”.

En un ataque flagrante a la soberanía e integridad territorial de Siria, el presidente de Estados Unidos reconoció la anexión del Golán sirio”, denuncia una fuente del Ministerio de Relaciones Exteriores sirio.

 

La decisión de Trump “supone el máximo nivel de desafío a la legitimidad internacional” y “una lamentable bofetada a la comunidad internacional”, según la citada agencia.

De este modo, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) está viendo “socavado” su estatus a causa de la “flagrante violación” por parte de Washington de las resoluciones relativas a los altos del Golán, argumenta la fuente.

“Trump no tiene el derecho ni la capacidad legal para legitimar la ocupación y el robo de un territorio por la fuerza”, acentúa, al tiempo que ha insistido en que la decisión afecta a la estabilidad y la seguridad a nivel regional y mundial.

Los altos del Golán es una meseta ubicada en el sur de Siria de unos 1800 kilómetros cuadrados, de los cuales 1200 están bajo ocupación israelí, 235 están controlados por la Fuerza de Naciones Unidas de Observación de la Separación (FNUOS) y el resto sigue con soberanía siria.

Israel ocupó en la guerra de los Seis Días (1967) y la guerra de Yom Kipur (1973) estas alturas, pertenecientes a Siria y que una pequeña parte de los cuales, las granjas de Shebaa, reclama El Líbano, y en 1981 anexionó estos territorios, desafiando las advertencias de la comunidad internacional y el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU).

Varios países han manifestado en los últimos días su repudio a la decisión del mandatario estadounidense, entre ellos la propia Siria, además de Rusia, China, Turquía, Irán y Cuba, y varios aliados europeos de Washington, como el Reino Unido y Francia.

mjs/ktg/alg

Comentarios