• Refugiados sirios en el campamento de Rukban, ubicado en la frontera sirio-jordana.
Publicada: lunes, 11 de marzo de 2019 17:59
Actualizada: lunes, 11 de marzo de 2019 19:37

Rusia y Siria critican el bloqueo de EE.UU. a la salida de refugiados del campamento de Rukban, como una muestra de la “mentalidad colonial” de Washington.

Por medio de una declaración emitida este lunes, el centro de coordinación conjunto Rusia-Siria sobre repatriación de refugiados dio a conocer, que ha instado a EE.UU. a dejar de mantener atrapados a los sirios desplazados en el campo de Rukban —ubicado en el sureste de la provincia de Homs, en la frontera sirio-jordana— y permitirles que salgan y regresen a sus hogares.

“Muchos datos han sido confirmados por imágenes satelitales, los cuales demuestran claramente las barreras de seguridad alrededor del perímetro de Rukban, un muro masivo y un puesto de control equipado. Estas instalaciones se parecen más (a una medida) para evitar que los residentes del campamento lo abandonen”, señala la nota.

Al respecto, el comunicado se refiere al hecho de que los refugiados hayan de pagar unos 300 dólares para salir del campamento, lo que “es simplemente imposible para cualquier residente del campo”.

Por todo ello, el comunicado considera las medidas estadounidenses respecto a Rukban, como una muestra del “espíritu de la mentalidad colonial de los estadounidenses”.

Muchos datos han sido confirmados por imágenes satelitales, los cuales demuestran claramente las barreras de seguridad alrededor del perímetro de Rukban, un muro masivo y un puesto de control equipado. Estas instalaciones se parecen más (a una medida) para evitar que los residentes del campamento lo abandonen”, señala una declaración del centro de coordinación conjunto Rusia-Siria sobre repatriación de refugiados.

 

El centro de coordinación, de igual modo, ha advertido de la catastrófica situación humanitaria en el campo, la cual afecta principalmente a los grupos más vulnerables, como mujeres, niños, ancianos y enfermos.

En el mismo sentido y mediante una declaración similar emitida el sábado, Moscú y Damasco, alertando de las “condiciones de falta de nutrición y atención médica”, dijeron que los bebés en Rukban “no tienen la oportunidad de sobrevivir”.

Además del bloqueo a la evacuación del campamento, se le acusa al personal militar estadounidense de negarse a garantizar el paso seguro de convoyes humanitarios dentro de un área de 34 millas alrededor de la base militar Al-Tanf, donde se ubica Rukban.

Para Moscú, EE.UU. usa dicho campo como pretexto para justificar su prolongada e ilegal presencia en Siria, con miras a “crear un cuasi-Estado en la orilla este del Éufrates” e impedir que “esos territorios vuelvan bajo el control de las legítimas autoridades” del país árabe.

Por su parte, las autoridades de Damasco, acusan al Ejército norteamericano de dar respaldo a grupos terroristas en la zona para prolongar la guerra en Siria.

tqi/sjy/alg/rba

Comentarios