• Un grupo de los llamados rebeldes sirios desplegados en la provincia de Daraa, en el suroeste, 3 de julio de 2018.
Publicada: martes, 17 de julio de 2018 10:31

Como el Ejército sirio avanza en su lucha antiterrorista en el sur, los “rebeldes” intentan convencer a EE.UU. para que ataque los puestos de las fuerzas sirias.

El portal estadounidense Al Monitor informó el domingo que “la Oficina de Asuntos del Cercano Oriente del Departamento de Estado de EE.UU. parece estar listo para abandonar la zona de desescalada en el suroeste de Siria que ya ha sido violada de manera significativa debido a las recientes victorias de (el presidente sirio, Bahsar) Al-Asad en Daraa (suroeste)”.

Desde que el presidente de EE.UU., Donald Trump, detuvo en 2017 un programa de entrenamiento de los llamados rebeldes sirios para luchar contra las fuerzas sirias, el Departamento de Defensa ha carecido de una política militar para llevar a cabo operaciones en el territorio sirio, de acuerdo con el medio estadounidense.

El número de los rebeldes desplegados en las zonas sureñas de Siria, que alguna vez operaban bajo una alianza de 40 000 miembros, ha sido disminuido a 8000 combatientes, los que permanecieron fuertemente dependientes del apoyo extranjero antes de que las tropas sirias comenzaran las operaciones para recuperar la ciudad de Daraa, añade el informe.  

El destino de la ciudad (de Daraa) estaba claro cuando los funcionarios de la embajada de EE.UU. en Amán (la capital jordana) enviaron un mensaje a través de WhatsApp a los rebeldes desplegados en el suroeste de Siria, diciéndoles que no esperaran una ayuda militar para cumplir una tregua”, dice el portal estadounidense Al Monitor.

 

“El destino de la ciudad estaba claro cuando los funcionarios de la embajada de EE.UU. en Amán (la capital jordana) enviaron un mensaje a través de WhatsApp a los rebeldes desplegados en el suroeste de Siria, diciéndoles que no esperaran una ayuda militar para cumplir una tregua”, según Al Monitor.

En un esfuerzo desesperado, indica Al Monitor, los rebeldes están tratando de ofrecer opciones militares al Gobierno de Donald Trump.

La fuente asegura que los representantes rebeldes compartieron con la Administración de Trump una lista de posibles objetivos militares en el caso de que Al-Asad presuntamente recurra a utilizar armas químicas en Daraa.

Las propuestas de los rebeldes buscan convencer a la Casa Blanca para que lleve a cabo ataques contra la base aérea de Jaljalah, en la ciudad de Al-Suwaida, en un intento para detener las operaciones del Ejército sirio, asegura el portal.

Las Fuerzas Armadas sirias iniciaron el 19 de junio una gran ofensiva en la estratégica Daraa para retomar su control por completo. En las ofensivas lanzadas en los últimos días, las tropas sirias han logrado hacerse con el control de más del 80 % de la provincia.

Tras los destacados logros en Daraa, las fuerzas sirias se están preparando para seguir sus operaciones militares en otras regiones sureñas del país. El siguiente objetivo es la estratégica provincia de Al-Quneitra, que limita con Jordania, El Líbano y los ocupados altos del Golán.

alg/lvs/mkh

Comentarios