• Soldado ruso entrena a las fuerzas sirias del ‘Escudo de Al-Qalamun’ a las afueras de Damasco, la capital de Siria.
Publicada: miércoles, 4 de abril de 2018 18:00
Actualizada: miércoles, 4 de abril de 2018 23:04

El director de Operaciones del Estado Mayor de la Defensa de Rusia, el coronel general Serguéi Rudskói, ha cifrado hoy miércoles en 65.000 el número de combatientes eliminados gracias a la cooperación antiterrorista entre el Ejército de Siria, Rusia e Irán.

“En total, como resultado de las acciones de las tropas del Gobierno sirio apoyadas por Rusia e Irán (…) se ha eliminado a unos 65.000 insurgentes y se han desminado más de 6500 hectáreas de terreno, más de 1500 kilómetros de carreteras y unos 17.200 edificios e instalaciones”, ha indicado Rudskói en su intervención en la Conferencia Internacional de Seguridad de Moscú (capital de Rusia).

La contribución iraní a la que ha aludido el general ruso consiste en el envío de consejeros militares para asesorar al Ejército sirio con su experiencia en el campo de batalla, mientras que Rusia colabora con las operaciones de su aviación contra posiciones terroristas.

Sobre la situación actual, el alto mando militar ha señalado que faltan pocos días para que concluya la operación humanitaria en la región de Guta Oriental, en la periferia de Damasco (capital siria), donde las tropas sirias y sus aliados lanzaron una ofensiva a mediados de febrero para poner fin a la presencia terrorista. La zona ha sido liberada recientemente por el Ejército siro y fuerzas progubernamentales.

En total, como resultado de las acciones de las tropas del Gobierno sirio apoyadas por Rusia e Irán (…) se ha eliminado a unos 65.000 insurgentes y se han desminado más de 6500 hectáreas de terreno, más de 1500 kilómetros de carreteras y unos 17.200 edificios e instalaciones”, dice el director de Operaciones del Estado Mayor de la Defensa de Rusia, el coronel general Serguéi Rudskói.

 

El presidente ruso, Vladímir Putin, ha asegurado también hoy miércoles que el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) ha sufrido una derrota militar en Siria, pero ha advertido de que la banda aún mantiene un considerable poder de destrucción.

Frente a la cooperación de Rusia e Irán, EE.UU. busca impulsar sus intereses en Siria. Moscú ha criticado en reiteradas ocasiones la actividad en Siria de la llamada “coalición contra EIIL” liderada por Washington. Mientras el Ejército sirio gana terreno a los grupos terroristas con el apoyo de asesores iraníes y la aviación rusa, la “coalición” recurre a distintas tácticas —como derribar aviones siriosatacar bases militares del Ejército o bombardear posiciones de sus aliados, entre otras— para frenarlo.

Las operaciones de la “coalición” en territorio sirio no están además autorizadas por el Gobierno de Damasco ni han sido avaladas por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU).  

alg/mla/krd/rba

Comentarios