• La portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, María Zajárova en las Naciones Unidas (ONU), EE.UU., 27 de septiembre de 2019. (Foto: Getty Images)
Publicada: jueves, 15 de septiembre de 2022 21:29
Actualizada: miércoles, 28 de septiembre de 2022 17:30

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia avisa a Estados Unidos que lo considerará parte del conflicto, si entrega misiles de largo alcance a Ucrania.

La portavoz de la Cancillería rusa, María Zajárova, ha ratificado este jueves durante una sesión informativa que “si Washington toma la decisión de enviar misiles de mayor alcance a Kiev, cruzará una línea roja y se convertirá en parte directa del conflicto”.

El martes, Ucrania volvió a exigir a Estados Unidos que sus paquetes de ayuda militar previstos para 2023 incluyan misiles de largo alcance, como los ATACMS, que pueden dispararse por sistemas de lanzacohetes múltiples HIMARS o M270 MLRS.

Zajárova ha dejado claro que, si Estados Unidos accede al pedido de Kiev de armarlo con cohetes de largo alcance, “Rusia se reserva el derecho a defender su territorio con todos los medios a su alcance”.

 

Además, la vocera ha recalcado que proporcionar armas a Ucrania ha causado de que el conflicto se alargue y “está conduciendo a un enfrentamiento militar directo entre Rusia y los Estados de la [la Organización del Tratado del Atlántico Norte] OTAN”, ha dicho.

De acuerdo con un informe del Comando de Transporte de EE.UU. (USTRANSCOM) en su cuenta de Twitter, Estados Unidos ha trasladado hasta el momento 47 000 toneladas de armamentos y equipos militares en apoyo a fuerzas ucranianas, entre ellos 140 sistemas artillería y 660 000 proyectiles, 41 000 sistemas anti-blindaje, 1400 sistemas de defensa aérea, 15 helicópteros, 38 radares, 10 200 armas pequeñas, más de 63,8 millones de cartuchos para armas pequeñas y 18 lanchas patrulleras.

Ante tales ayudas militares, Rusia ha aseverado en diversas ocasiones que Occidente, en particular EE.UU., está poniendo en riesgo su propia seguridad y ha advertido de que, de esta forma, los países occidentales están “echando leña al fuego” del conflicto y tendrán que asumir las “repercusiones trágicas”.

nrl/ncl/mkh