• Caza MiG-31 de Rusia.
Publicada: domingo, 17 de octubre de 2021 11:09

El Centro Nacional de Gestión de Defensa de Rusia avisa que uno de sus cazas MiG-31 interceptó un bombardero B-1B Lancer de EE.UU. en cercanías de la frontera rusa.

Según ha reportado este domingo el aludido centro, un caza MiG-31 sobrevoló el mar Japón para escoltar un bombardero B-1B Lancer, de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, impidiendo una violación de la frontera aérea rusa.

El sistema de control del espacio aéreo ruso detectó un objetivo sobre las aguas neutrales del mar de Japón, que se aproximaba a la frontera del país euroasiático. La tripulación del caza de las fuerzas de alerta de reacción rápida del Distrito Militar Oriental se apresuró a identificarlo. Se trataba de un bombardero estratégico B-1B estadounidense.

“La tripulación del avión de combate ruso identificó el objetivo como un bombardero estadounidense B-1B Lancer y lo escoltó sobre el mar de Japón para evitar que infringiera la frontera estatal de Rusia. No se permitieron violaciones de la frontera rusa”, recoge el informe del centro.

 

Es más, la organización ha asegurado que el vuelo del caza ruso se desarrolló en estricto cumplimiento de las reglas internacionales de uso del espacio aéreo.

En los últimos años, y en un claro desafío a Rusia, algunos países occidentales, en particular, Estados Unidos y algunos miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) han aumentado su presencia y actividad militares, así como vuelos de espionaje en el este de Europa y las fronteras rusas.

Estas actividades se realizan, pese a la oposición de Rusia, ya que el país las considera como una amenaza directa a su seguridad nacional. En este sentido, Moscú ha reiterado que responderá cualquier acción que viole su soberanía nacional.

sbr/ctl/mkh