• El presidente de Polonia, Andrzej Duda (izda.), ofrece una rueda de prensa conjunta con el primer ministro de Dinamarca, Lars Lokke Rasmussen, en Copenhague, capital danés, 9 de junio de 2016.
Publicada: jueves, 9 de junio de 2016 18:00

El presidente de Polonia ha aseverado que no considera “en absoluto” a Rusia como su enemigo, pero lo ve como un vecino, el cual goza de un gran potencial militar y realiza "una política imperial".

"No considero en absoluto, y nunca salió ni una palabra de mi boca o de cualquier (otro) responsable político en Polonia, que Rusia sea nuestro adversario o enemigo", ha aclarado este jueves el presidente polaco, Andrzej Duda, según cita la Web local Onet.

Durante una conferencia de prensa conjunta con el primer ministro danés, Lars Lokke Rasmussen, el dignatario polaco ha explicado que Rusia "es un gran vecino, un Estado que es muchas veces más grande que Polonia y con un potencial militar infinitamente superior".

No considero en absoluto, y nunca salió ni una palabra de mi boca o de cualquier (otro) responsable político en Polonia, que Rusia sea nuestro adversario o enemigo", ha aclarado el presidente polaco, Andrzej Duda

En realidad Rusia en los últimos años realiza una política, que yo llamaría imperial, ha proseguido Duda para luego subrayar que esta política provocó, en más de una ocasión, que se violara el derecho internacional.

En cuanto a la presencia de la Organización del Atlántico Norte (OTAN) en Polonia, Duda ha especificado que dicha presencia es necesaria porque solo una manifestación de solidaridad permitirá "efectuar un diálogo a nivel de socios" con Moscú.

Las declaraciones del mandatario polaco tienen lugar pocos días después de que miles de soldados de este país y de los países miembros de la OTAN participaran en una de las maniobras militares más grandes de Polonia. Según la agencia rusa de noticias TASS, la Alianza planea realizar este mes de junio varias maniobras a gran escala, denominados BALTOPS, en fronteras rusas.

Este tipo de ejercicios militares son parte de las estrategias de la OTAN, en medio de las tensiones entre Rusia y el Occidente, para reforzar su presencia en las fronteras de este país con el fin de hacer frente a la “posible agresión” rusa. Rusia, por su parte, considera como “absolutamente injustificada” la expansión de este organismo en los países bálticos.

bhr/rha/hnb

Comentarios