• La Estación Espacial Internacional fotografiada desde una nave espacial Soyuz, 4 de octubre de 2018. (Foto: Reuters)
Publicada: miércoles, 16 de junio de 2021 8:32
Actualizada: miércoles, 16 de junio de 2021 10:24

Rusia y China se han comprometido a cooperar en expediciones al espacio, preparándose para vencer a EE.UU. en una nueva carrera espacial, reza un informe.

Según señala el diario estadounidense The New York Times (NYT) en un artículo publicado el martes, Rusia y China han empezado a trazar planes ambiciosos para misiones que competirían directamente con las de Estados Unidos y sus socios, “marcando el comienzo de una nueva era de competencia espacial” que podría ser muy intensa.

Tras recordar que durante las últimas dos décadas, Rusia se ha unido a Estados Unidos para construir y operar la Estación Espacial Internacional (EEI), el periódico resalta que el futuro espacial ruso depende de la nueva potencia del mundo en este campo, es decir, China.

De hecho, prosigue el texto, el espacio ha provocado una extensión de las cooperaciones entre China y Rusia, dadas las relaciones cada vez más tensas con Estados Unidos.

Entretanto, los dos países anunciaron en abril pasado que se han asociado para una misión robótica en 2024. Además, están coordinando una serie de misiones lunares destinadas a construir una base de investigación permanente en el polo sur de la luna para 2030. La primera de esas misiones es una nave espacial rusa llamado ‘Luna’ que está programado para lanzarse en octubre, con el objetivo de localizar hielo que podría proporcionar agua a futuras visitas humanas.

 

Esto mientras que funcionarios rusos ya han indicado que podrían retirarse de la Estación Espacial Internacional una vez que finalice en 2024 el acuerdo actual que tiene con la EEI. Rusia ha anunciado su objetivo de tener una estación espacial propia en órbita en 2025.

También, el director general de la agencia espacial rusa Roscosmos, Dmitri Rogozin, afirmó la semana pasada que Rusia se retiraría del acuerdo si Washington mantenía las sanciones que han impactado el programa espacial de Rusia.

“La cooperación entre Estados Unidos y Rusia en la estación espacial ha sido promocionada como un símbolo de la capacidad de los países para trabajar juntos incluso en momentos de estrés, pero ese estrés ha llegado a un punto en el que todas las apuestas están apagadas”, dijo a NYT Joan S. Johnson-Freese, profesor de seguridad nacional en el Colegio de Guerra Naval de Estados Unidos.

nkh/tqi