• La portavoz del Ministerio ruso de Exteriores, María Zajarova, en una rueda de prensa celebrada en Moscú, la capital de Rusia.
Publicada: viernes, 9 de agosto de 2019 14:22
Actualizada: viernes, 9 de agosto de 2019 21:59

El Gobierno de Rusia promete dar “una dura respuesta” a un eventual despliegue de misiles de corto y medio alcance por Estados Unidos cerca de su territorio.

La portavoz del Ministerio ruso de Exteriores, María Zajarova, ha vuelto a denunciar este viernes la retirada de Washington del Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF, por sus siglas en inglés), mientras indicaba que tras ese acto violatorio, ya es muy posible que EE.UU. despliegue misiles de medio y corto alcance y armas nucleares en diferentes partes del mundo, y cerca de Rusia.

“Existe una posibilidad real de que se produzca un despliegue real de armas nucleares estadounidenses en varias regiones del mundo”, ha aseverado la vocera de la Cancillería rusa en declaraciones ofrecidas en una rueda de prensa, las cuales fueron recogidas por los medios locales.

LEER MÁS: EEUU probará en breve nuevos misiles prohíbidos por el INF

En el caso de que EE.UU. instale misiles de medio y corto alcance, que fueron prohibidos por el Tratado INF, cerca del territorio ruso, el Kremlin responderá de manera “exhaustiva”, ha asegurado Zajarova.

“Nos veremos obligados a tener en cuenta este factor negativo en la planificación militar y, tal como los líderes rusos ya se han pronunciado al respecto, si es necesario en términos prácticos, responderemos a las amenazas emergentes”, ha asegurado.

Nos veremos obligados a tener en cuenta este factor negativo en la planificación militar y, tal como los líderes rusos ya se han pronunciado al respecto, si es necesario en términos prácticos, responderemos a las amenazas emergentes”, señala la portavoz de la Cancillería rusa, María Zajarova, sobre un posible desarrollo y despliegue de misiles de corto y medio alcance por EE.UU. cerca del territorio ruso.

 

En esta misma línea, ha evocado las declaraciones del presidente ruso, Vladímir Putin, quien señaló el lunes que Moscú no renuncia a sus compromisos asumidos en acuerdos internacionales, pero si se confirma que EE.UU. ha comenzado a producir armas prohibidas por el Tratado INF, responderá de manera simétrica.

LEER MÁS: Rusia y EEUU salen del INF, ¿El mundo se volverá más atómico?

El tratado prohibía, de hecho, a las dos potencias mundiales poseer, producir o probar misiles de crucero de un alcance comprendido entre 500 y 5500 kilómetros. Al pacto se consideraba como una de las más importantes iniciativas mundiales sobre el desarme nuclear.

Las autoridades rusas ha advertido que la salida de Washington del Tratado INF —firmado en 1987 entre EE.UU. y la extinta Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS)—, podría abrir la puerta a una nueva carrera armamentística, provocando un caos mundial.

mnz/krd/alg