• Militares rusos arriban a Venezuela, septiembre de 2018.
Publicada: lunes, 3 de junio de 2019 17:41
Actualizada: lunes, 3 de junio de 2019 18:33

La corporación estatal rusa Rostec desmiente la retirada de los especialistas militares rusos de Venezuela que había aventurado un diario estadounidense.

“Las cifras presentadas en el artículo de The Wall Street Journal respecto a la presencia de empleados de Rostec en Venezuela han sido exageradas decenas de veces. La composición de la representación no ha cambiado en años”, ha asegurado este lunes el servicio de prensa de la citada corporación a los medios rusos.

El 1 de junio, el rotativo estadounidense informó, citando a una fuente anónima cercana al Ministerio de Defensa ruso, que Rostec, uno de los mayores productores de armas, aviones, helicópteros y otros equipos militares del mundo, disminuyó su personal en Venezuela de 1000 a unas pocas decenas.

No obstante, la corporación ha indicado que “periódicamente” viajan especialistas técnicos al país sudamericano para realizar obras de mantenimiento de los equipos suministrados y ha explicado que hace unos días algunos empleados suyos habían dado mantenimiento a un lote de aviones en Venezuela.

Las cifras presentadas en el artículo de The Wall Street Journal respecto a la presencia de empleados de Rostec en Venezuela han sido exageradas decenas de veces. La composición de la representación no ha cambiado en años”, asevera el servicio de prensa de Rostec, en alusión a una supuesta retirada de los expertos militares rusos del país sudamericano.

 

A su vez, el embajador de Rusia en Venezuela, Vladimir Zaomski, ha rechazado las conjeturas de The Wall Street Journal en unas declaraciones hechas este mismo lunes a la agencia rusa Sputnik. La “noticia no se corresponde con la realidad, en lo absoluto”, ha enfatizado.  

Anteriormente, la legación rusa en Caracas había comunicado que sus expertos militares se encontraban en Venezuela para entrenar a las fuerzas venezolanas y dar mantenimiento a los equipos de defensa entregados en virtud de los convenios suscritos entre ambas naciones.

El Gobierno ruso envió dos aviones militares a Venezuela a mediados de marzo para cumplir contratos técnico-militares entre los dos países, pero EE.UU. acusa a Moscú de agravar las tensiones en la nación bolivariana con su presencia militar.

Sin embargo, Rusia apunta el dedo acusador a las autoridades estadounidenses por profundizar la crisis venezolana con amenazas de una intervención militar en el país latinoamericano.

krd/ctl/ftm/mjs