• El asesor de Seguridad Nacional estadounidense, John Bolton, habla ante los periodistas, 18 de febrero de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: viernes, 29 de marzo de 2019 17:51

El asesor de Seguridad Nacional estadounidense, John Bolton, considera que la presencia de los militares rusos en Venezuela es una amenaza directa a la paz. 

“Advertimos encarecidamente a los actores externos al Hemisferio Occidental contra el despliegue [...] consideraremos tales acciones provocativas como una amenaza directa a la paz”, ha afirmado Bolton en un comunicado emitido este viernes.

En el documento, el consejero presidencial de EE.UU., ha acusado al presidente venezolano, Nicolás Maduro, de usar el apoyo militar para “seguir reprimiendo al pueblo de Venezuela, perpetuando la crisis económica [...] y poner en peligro la estabilidad regional”. Insiste en que el mandatario chavista de Venezuela utiliza al personal y el equipo militar ruso “en su intento de permanecer en el poder”.

También ha enviado un mensaje directo a las Fuerzas Armadas de Venezuela (FANB), para que dejen caer al Gobierno de Maduro. “Cumplan su obligación constitucional de proteger a los ciudadanos venezolanos”, les ha urgido.

Advertimos encarecidamente a los actores externos al Hemisferio Occidental contra el despliegue [...] consideraremos tales acciones provocativas como una amenaza directa a la paz”, ha afirmado el asesor de Seguridad Nacional estadounidense, John Bolton, en relación con la presencia de militares rusos en Venezuela.

 

La declaración de Bolton se produce después de que el presidente de EE.UU., Donald Trump, tras reunirse el miércoles con la esposa del líder opositor venezolano, Juan Guaidó, abogara por la salida las fuerzas rusas de Venezuela, repitiendo de nuevo que todas las opciones están sobre la mesa para sacar a Rusia de Venezuela.

En respuesta, Moscú le ha aconsejado a Trump que cumpla con su promesa de retirar a las tropas estadounidenses de Siria, “antes de sugerirle a alguien irse de Venezuela”.

El Gobierno ruso envió dos aviones militares a Venezuela para cumplir contratos técnico-militares entre ambos países, pero EE.UU. acusa a Moscú de agravar las tensiones en Venezuela con su presencia militar y le advierte de que Washington no permanecerá “de brazos cruzados”.

No obstante, el Gobierno del país bolivariano ha recordado que la presencia de las tropas rusas cuenta con el visto bueno de las Administración de Caracas y se encuentra bajo el marco de sus acuerdos militares.

fmd/nii/